Cultura

Desaparecen premios


Existe al menos un periódico que no da malas noticias. Su propietaria, una diseñadora de un pueblecito de Lancashire llamada Emily Coxhead, decidió crearlo en 2015 harta de leer malas noticias y convencida de que si somos una especie que tiende al pesimismo y la barbarie es en parte porque sólo nos interesa lo que va mal en todas partes. Puede que no le falte razón. En cualquier caso, lo que evidencia la ingenua iniciativa de Coxhead es que 1) La prensa tiene un ángulo ciego, y 2) Todo lo que la prensa no recoge (y eso incluye cualquier buena noticia), no existe. Una obviedad que pasa de consabida a inquietante cuando caemos en la cuenta de que, mientras las rotativas hacían su trabajo sin descanso, ha desaparecido un premio literario.

Seguir leyendo.




Fuente: El país

Comentar

Click here to post a comment