Dennis Rodman ha rememorado la época en la que salió con Madonna en los años noventa y ha revelado nuevos detalles de aquella breve pero intensa relación con la reina del pop. En una entrevista en el programa The Breakfast Club, el cinco veces ganador de la NBA contó que Madonna le pidió ayuda para quedarse embarazada. “Ella me dijo que si la dejaba embarazada me daría 20 millones de dólares”.

“Lo intenté”, aseguró en tono jocoso sobre la proposición de la artista, aunque finalmente no ocurrió porque se encontraban en ciudades diferentes. “Estaba jugando en Las Vegas cuando me llamó Madonna para avisarme de que estaba ovulando. ‘Estaré allí en cinco horas’, le contesté”, explicó.

Sin embargo, Rodman fue a más y contó que eran tantas las ganas de quedarse embarazada que tenía la intérprete de Like a Virgin que deportista llegó a insinuar durante la entrevista que Lourdes Leon, la hija de la cantante que nació en 1996 fruto de su relación con el bailarín y preparador físico cubano Carlos Leon podría haber sido fruto de una proposición similar a la que le planteó a él.

Rodman, de 58 años, mantuvo una corta relación con Madonna después de que su primer matrimonio se rompiera en 1993 y antes de casarse con la actriz Carmen Electra, de la que se divorció cinco meses después.

Unas polémicas declaraciones a las que la artista no ha respondido por el momento. El que durante un par de años fue compañero de equipo de Michael Jordan y considerado uno de los mejores reboteadores del baloncesto mundial lleva casi dos décadas en medio de la polémica por su adicción al alcohol y su amistad con el líder norcoreano Kim Jong-un, con quien se ha reunido en numerosas ocasiones y también Donald Trump.

El alcohol estuvo a punto de destruirle y puso fin a su carrera deportiva en 2000. Desde entonces, y tras algunos intentos sin éxito de retomar el juego, ha participado en reality shows para estrellas intoxicadas como Celebrity Rehab y Sober House, ha probado suerte como DJ, ha aparecido como actor en un par de películas junto a Jean Claude Van Damme, y lanzó una marca de vodka llamada Bad Ass. En marzo del año pasado fue condenado a tres años de libertad condicional después de declararse culpable por conducir ebrio. Entonces decidió ingresar en un centro de rehabilitación que ayudara al exjugador de los Chicago Bulls a lidiar con sus problemas con la bebida.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: