La ministra de Justicia en funciones, Dolores Delgado, ha entregado este martes declaraciones de reparación a familiares de 18 represaliados por el régimen franquista fusilados en el Cementerio de la Almudena de Madrid: «No es revancha ni deseo de crispación, es anhelo de justicia», ha afirmado.

En un acto celebrado simbólicamente junto al monumento a las Trece Rosas, las jóvenes fusiladas en agosto de 1939 en ese cementerio, Delgado ha subrayado que es el Estado el que repara la memoria de unas víctimas que «no cometieron delito alguno» y ha ratificado su compromiso de seguir luchando contra «el silencio y el olvido».




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: