La ministra de Justicia en funciones, Dolores Delgado, testigo privilegiado de la exhumación de Franciso Franco, apuesta por reformar el Código Penal para castigar la apología del franquismo, tras superarse la «anomalía democrática» que suponía mantener al dictador en un mausoleo público junto a sus víctimas.

En una entrevista con Efe tras ejercer como notaria mayor del Reino durante la exhumación en el Valle de los Caídos, Delgado mantiene la reserva respecto a lo que presenció y escuchó en la basílica, pero tiene claro que el acto del jueves «sitúa a España en una posición muy homologable al resto del mundo, de Europa, donde no se han permitido estos mausoleos de enaltecimiento y exaltación» de las dictaduras.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: