El árbitro madrileño Carlos del Cerro Grande reconoció que la suspensión del partido entre el Rayo y el Albacete por los cánticos ofensivos hacía Román Zozulya se debieron a «una situación anómala» y, preguntado por la posibilidad de que ocurran conductas similares en el Clásico entre el Real Madrid y Barcelona, apuntó que el «protocolo es muy claro y está para aplicarlo».

Del Cerro Grande, que recibió este lunes el premio Guruceta al Mejor Árbitro de Primera de la pasada campaña por parte del diario Marca, habló sobre la suspensión del partido entre el Rayo y el Albacete por los insultos de «puto nazi» que sufrió el delantero ucraniano Román Zozulya por parte de un grupo de aficionados del equipo madrileño.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: