De nuevo entre los altibajos insistentes de los últimos dos años, el Atlético de Madrid repitió 0-0 por segunda jornada consecutiva, reducido a la mínima expresión ofensiva por el plan de Unai Emery y su Villarreal, mientras el poder del liderato cambiaba de dueño: del Getafe, goleado por la Real Sociedad (3-0), al Betis, vencedor 0-2 en Mestalla contra el inconsistente Valencia.

El miércoles, en Huesca, la decepción rojiblanca quedó disimulada por su relevante cantidad de ocasiones en el tramo final. Este sábado, en su estadio, en el Wanda Metropolitano, donde hace menos de una semana comenzó el campeonato con un potente 6-1 al Granada, ni siquiera dispuso de tal excusa. Ni marcó gol ni se acercó a él.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: