El segundo episodio de la quinta temporada de este clásico aún en emisión, Black Mirror, nos dejaba más de una sorpresa. El capítulo, titulado Smithereens enseñaba y descubría a los espectadores, incluidos los españoles, una de las maravillas de nuestra tierra, el desierto de Gorafe, en
Granada, y en concreto, la casa de cristal en la que se desarrolla parte de la trama. Como curiosidad, esta casa es completamente autosuficiente y sostenible y está aislada térmicamente, lo que permite que mantenga siempre una temperatura agradable, algo complicado en este desierto, en el que las temperaturas pueden llegar a los 30 grados de variación en un mismo día.

Pero no es la primera vez que la ficción británica visita nuestro país. El último episodio de la tercera temporada fue rodado en Tejeda, en
Gran Canaria, y en el célebre Black Museum (último episodio de la cuarta) se muestran algunos enclaves de Andalucía, como la antigua prisión provincial de Cruz de Humilladero y la cárcel de
Málaga, el desierto de
Almería o las carreteras de Antequera.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: