Más allá de los grandes nombres, el festival ofrece un ramillete de estilos, géneros y épocas de mucho interés. Aquí está una lista entre las mil combinaciones posibles y qué estado de forma presentan antes de llegar a nuestro país.

MIÉRCOLES, 10 DE JULIO

La inevitable: Rosalía. Casi era obligatorio que la catalana, que está en todos los grandes eventos estuviera en Madrid. Con su show de “El mal querer” ya muy rodado, Rosalía (21.10 – 22:10) no se queda quieta y publica nuevos singles, ya sean de reguetón o de rumba catalana. En Mad Cool ofrecerá una hora de concepto de su último disco.

La sorpresa: Blake. El rapero de Salamanca es la sensación en redes entre los más jóvenes. Su ubicación en el programa, coincidiendo algo con Lykke Li, le coloca en un lugar de estrella en el festival (22:55 – 23:40).

JUEVES, 11 DE JULIO.

La gran duda: Pronto empezamos con las temidas solapaciones. Esta es muy dolorosa porque se trata de dos grandes nombres, de muchísimo interés para el público madrileño, debido a los largos años de ausencia de los escenarios de la capital. Son las de Lauryn Hill (20:35 – 22:20) e Iggy Pop (21:35 – 22:40).

La estrella con asterisco. A Bon Iver (22:30 – 00:00) le han limpiado el programa para que pueda volver a conmover. Porque del estadounidense nadie espera que haga bailar, pero sí volver a las cotas de emoción de “To Emma, Forever Ago”. No tiene rivales de gran entidad en el resto de escenarios y además es la única estrella de la jornada.

Ver a pantalla completa

Los solitarios: Coinciden en horarios dos ilustres de la música en modo individual. Noel Gallagher (00:10- 01:20) lleva años de carrera en solitario al margen de su hermano y de Oasis, y en realidad todo el mundo que va a verle espera al final para escuchar una canción del grupo británico. Perry Farrel también se ha desgajado de Jane’s Addiction para formar la Perry Farrell’s Kind Heaven Orchestra, compuesto por Matt Chamberlain de Soundgarden (batería), Chris Chaney (bajo) y Matt Rohde (teclas) de Jane’s Addiction; Nick Maentre el experimento electrónico y el rock independiente (23:45 – 00:50).

Tres estilos: el siguiente bloque de horarios vuelve a presentar dudas, pero aparentemente sin colapso estilístico. Porque Vampire Weekend (01:30 – 02:45), The Hives (01:35 – 02:45) y Disclosure (01:25 – 02:55) aparentemente no se robarán audiencia. Hay que destacar que los primeros presentan nuevo disco con un cambio de estilo, los segundos garantizan una descarga de rock desde el estómago y los terceros se presentan en formato DJ Set, no en actuación en directo.

Infalibles. Para el que le queden ganas, están The Chemical Brothers (02:55 – 04:25), de los que poco se puede decir. El mayor piropo es señalar que están a la altura de su leyenda y que su “rave” no ha perdido el menor interés, sino que su contenido político la ha vuelto incluso más vigente.

VIERNES, 12 DE JULIO

El talento: Si el siglo XXI va a ser de las mujeres, aquí hay una candidata a hacer algo grande próximamente. Junto a Courtney Barnett, esta es una de las promesas libra por libra. Una razón para llegar temprano al recinto (18:10 – 20:20).

La promesa.. incuimplida: Miles Kane apuntaba también a The Next Big Thing pero parece haberse quedado por el camino. Su rock clásico y con mucha clase es una alternativa, pero recomendamos…

El estilo. George Fitzgerald tiene algo. Su álbum de debut “Fading Love” era una belleza de trabajo electrónico sobre el desamor y el nuevo, “All That Must Be” toma otro ángulo, pero confirma los mejores augurios. (21:30 – 22:30)

Clásicos: El DJ se solapa con The National (22:00 – 23:20), una de esas bandas que pierden y ganan interés y que seguramente ahora están en un momento valle. También es arqueológico el interés por Smashing Pumpkins, aunque con un matiz importante, porque el grupo está en la mitología de una generación. Un Billy Corgan ya talludito (23:35- 01:05) dará paso a Vetusta Morla (01:15 – 02:35) que, bien pensado, algo que ver tienen con los de Chicago. Para terminar, un chute de energía con Empire Of The Sun (02:45 – 4:00).

SÁBADO, 13 DE JULIO

Leyenda. Con todas las letras, es Johnny Marr. Uno de los mejores guitarristas de todos los tiempos que sigue en forma, o, en realidad, que mejora su forma con respecto al pasado (18:00 – 19:00). Hay que llegar a verle como sea.

Más poder femenino: Cat Power es pura fuerza bruta. Si alguien pensaba que es un atributo solo masculino, se equivoca. El mejor ejemplo es Chan Marshall, quien, en “Wanderer” no necesita hacer ruido para probar su fuerza (19:10 – 20:10).

Había que ponerle cara. Aaliz es el productor que se esconde tras algunos de los mayores éxitos de la múscia urbana reciente. Desde C. Tangana a Rosalía, a Christian Quirante ya le conocían en las emisoras británicas, pero en España sigue siendo un desconocido. Inmejorable ocasión para escuchar qué tiene para que bailemos. (18:50 – 20:10).

Volumen. Tres bandas de nuevo interesantes entran en conflicto. Es improbable que The Prophets of Rage (21:40 – 23:00) lleguen a ser tan grandes como una sola de las bandas de las que proceden sus miembros (Rage Against The Machine, Public Enemy y Cypress Hill). Sin embargo, este “dream team” de la rabia política siempre impedirá que nos durmamos al sol. Los que también son expertos en el ruido son los escoceses Mogwai. Unos clásicos incompatibles con los anteriores (21:45 – 22:45): hay que elegir. Finalmente, la nueva promesa de la electrónica presenta show en vivo en la carpa donde generalmente habrá sesión DJ. Es Jon Hopkins (22:00 23:15) y no es un músico convencional, sino un genio de la hipnosis.

Los ídolos: The Cure serán los dueños del festival durante más de dos horas (23:10 – 01:25) , un honor que no está al alcance de nadie este año. Nada podemos decir de los de Robert Smith, que sigue poseyendo un directo espectacular. Coinciden con The 1975 (lo sentimos por ellos, 23:50 – 01:00) y con una actuación muy esperada también, la de Bonobo (Dj Set, 23:30 – 01:25) .

A bailar. Cuando acaben los británicos, quedará mucha tela. Opciones opuestas para elegir primero. El pop cósmico y sentimental de Robyn y su desamor electrónico es un trabajo digno de mención (01:45 – 03:00) que se repartirá audiencia con la nueva sensación del rock & roll, los llamados nuevos Led Zeppelin (o aspirantes a ello), los Greta Van Fleet (01:35 – 02:35) y, para rematar la edición de 2019, de nuevo, diversas sensibilidades. La electrónica chicle y desenfadada de Years & Years (03:10 – 04:30) y la versión electrónica heavy metal (sí, es posible) de Carpenter Brut (03:10 – 04:10), que como si Van Halen hiciera la banda sonora de “Stranger Things”.




Fuente: La razon

A %d blogueros les gusta esto: