Internacional

Cumbre del clima: Macron: “Estamos perdiendo la batalla frente al cambio climático” | Internacional


El presidente Emmanuel Macron en un acto público en vísperas de la cumbre del clima en París. PHILIPPE WOJAZER REUTERS

Más dinero, más esfuerzos, y menos autocomplacencia. El presidente francés, Emmanuel Macron, quiere galvanizar a la humanidad en la lucha contra el cambio climático. amenazada por el boicot de la Administración Trump a los acuerdos internacionales y por la lentitud en la respuesta del resto de países. Macron llamó este martes, en una cumbre en las afueras de París, a movilizar al mundo financiero y empresarial para frenar el calentamiento global. “Estamos perdiendo la batalla”, constató Macron ante un auditorio de medio centenar de jefes de Estado y de Gobierno y de decenas de dirigentes políticos, filantrópicos y empresariales.

En esta cumbre que se celebra en las afueras de la capital de Francia, el presidente francés intenta movilizar dinero público y privado para esta lucha. La presencia de medio centenar de representantes de gobiernos y de decenas de líderes empresariales en la cumbre debe servir para un doble objetivo. Primero, encontrar el dinero necesario para acelerar el cambio de las energías contaminantes a las limpias y proteger a los más vulnerables de los efectos nocivos del calentamiento global. Y segundo, enviar un mensaje simbólico al mundo: pese a la retirada de Estados Unidos del acuerdo del clima, el resto del mundo mantendrá sus esfuerzos.

La fecha de la cumbre coincide con el segundo aniversario de la COP21, la reunión internacional que hace dos años concluyó con el acuerdo de París y marcó la agenda para los próximos años ante el cambio climático. Macron fue el primer líder extranjero en reaccionar al anuncio del presidente Donald Trump, el pasado junio, de que el Gobierno de EE UU abandonaba el acuerdo de París. Y acuñó entonces el eslogan make the planet great again (hagamos el planeta grande de nuevo), un juego de palabras irónico con el eslogan electoral Trump, make America great again (hagamos América grande nuevo).

No se trata de alcanzar nuevos acuerdos sobre reducción de gases contaminantes, ni de negociar los objetivos para detener el aumento de las temperaturas, sino de exhibir la fuerza de la comunidad internacional ante la amenaza que supone el cambio climático y presentar proyectos concretos. Doce, según anunciaron en vísperas de la cumbre fuentes del Elíseo que pidieron anonimato. El lunes, en un acto en el nuevo campus de empresas tecnológicas en París, Station F, Macron anunció las 18 becas para científicos extranjeros —de ellos, 13 científicos que trabajan en EE UU— para dedicarse a la investigación del cambio climático en Francia. La oferta de estas becas fue una de las respuestas más mediáticas de Macron a la retirada de Trump del acuerdo de París y a la propuesta en Washington de recortar los presupuestos públicos dedicados a la ciencia, a la idea de que el cambio climático carece de base científica, de que es un “bulo inventado por los chinos” como dijo en una ocasión.

“Os doy las gracias por estar aquí, por respuesta al llamamiento y vuestra decisión de venir a París”, dijo Macron en inglés. “Nuestro objetivo es impulsar vuestra investigación, vuestras iniciativas, y asegurarnos que aquí tengáis un lugar para llegar a resultados con mayor rapidez y hacer más”.

En París, hace dos años, casi 200 países de comprometieron a evitar que las temperaturas suban más de 1,5 grados centígrados más respecto a los niveles preindustriales. “Hoy, si seguimos con la tendencia, estamos en 3,5”, dijo Macron. El acuerdo contempla la movilización de 100.000 millones de dólares anuales a partir de 2020 para ayudar a los países con menos recursos a protegerse y adaptarse ante el cambio climático. La retirada de Trump, aunque no se hará plenamente efectiva hasta 2010, también supone la pérdida de financiación procedente de la primera economía mundial. El resto del mundo ha evitado por ahora el efecto contagio: EE UU es el único país del mundo que ha quedado fuera del acuerdo climático, lo que no significa que no sea un actor decisivo.

El Gobierno de EE UU estará representado en la One Planet Summit —así la han bautizado los franceses, en inglés: la cumbre de un planeta—  por el encargado de negocios de la embajada en París, pero las citadas fuentes del Elíseo insistieron en que EE UU es mucho más que Trump. En la cumbre asistirán desde el gobernador de California, Jerry Brown, y el de Colorado, John Hickenlooper, hasta figuras señeras del mundo empresarial y filantrópico como el fundador de Microsoft Bill Gates y el exalcalde de Nueva York Michael Bloomberg. Entre los jefes de Estado y de Gobierno, asistirán el mexicano Enrique Peña Nieto, el español Mariano Rajoy y la británica Theresa May. Otros países están representados por ministros. Junto a Francia, organizan la cumbre la ONU y el Banco Mundial. La reunión se celebra en la isla del Sena donde se ubicó la histórica fábrica de Renault, en el suroeste de la capital.




Fuente: El país

Comentar

Click here to post a comment