MIENTRAS ENTRE las fragancias sigue imponiéndose la división de sexos, la industria cosmética está decidida a dejar los clichés de lado y abrazar lo neutro. La consultora Mintel lo puso negro sobre blanco: “Los consumidores se están alejando de los estereotipos de género motivados por el aumento de la diversidad y van a esperar que las marcas fomenten un mensaje con género neutro”. Especialmente si estas quieren conectar con unas generaciones que aborrecen los encasillamientos y a las que no les basta con que se promueva una cosmética unisex: quieren que se les comunique sin que el género entre en la ecuación. “La tendencia genderless supone poner el foco en el producto, no en el sexo al que se dirige. Se trata de llevar a la cosmética la reivindicación de que todos somos personas”, opina Eva Raya, creadora de Alice in Beautyland. Como ella reconoce, el nombre de esta firma cosmética es de lo menos sugerente para los varones, pero “la realidad es que, al final, ellos acaban usando los productos de sus parejas”.

Cosmética que limpia y da esplendor

Geray Mena

1. Cleanse Me, de Alice in Beautyland. 37 euros. Limpiador facial con antioxidantes.

2. La Potion Infinie, de Argentum Apothecary. 189 euros. Usa plata coloidal, que funciona como un antibiótico de la piel por sus propiedades antibacterianas y otro activo que estimula la producción de colágeno y elastina.

3. L’Elixir, de Scens. 97 euros en scens.com. Fórmula magistral a base de aceites orgánicos.

4. Desodorante de bergamota de Malin + Goetz. 24 euros en abanuc.com. Emplea un tipo de levadura con enzimas probióticas que neutralizan el olor.

5. Glow Away Bronzing Coconut Body Stick, de Marc Jacobs Beauty. 37,95 euros en sephora.es. Iluminador waterproof con efecto moreno.

“Como nuestras fórmulas no tienen perfumes fuertes, contamos con una clientela masculina”, argumenta. He aquí una muestra de la brecha generacional: entre los nacidos en décadas anteriores a los mileniales y la generación Z, lo habitual es que sea la mujer quien compra. “Suele ser la que escoge y por eso las marcas se dirigen a ellas, aunque eso está cambiando. Nosotros llevamos un tiempo comunicando que el cuidado va dirigido a la piel y no a un género”, explica la fundadora de Per Purr Cosmetics, Tahone Jacobs.

En la tienda jcApotecari no se cansan de escuchar a las clientas decir que sus parejas utilizan sus cremas. “Porque la especificidad cutánea no viene marcada por el género, sino por el tipo de piel —seca, mixta, grasa, sensible, madura— y las necesidades reales de cada persona, ya sea falta de hidratación, luminosidad, firmeza o problemas como la rosácea o el acné. Nosotros asesoramos en función de estas necesidades, los gustos y el estilo de vida y los ingredientes más indicados para abordar un problema en particular”, cuentan.

Cosmética para reparar y reequilibrar

Cuidado neutro
Geray Mena

1. Beauty Elixir II Balancing Flowers, de Kypris. 115 euros en jcapotecari.com. Pensado para las pieles mixtas y grasas porque hidrata mientras disminuye el tamaño de poros y granos.

2. Exfoliante de sales de perpurr.com. 27,80 euros. Combina tres sales: la sal rosa del Himalaya, la sal del Mar Muerto y sales de Epsom.

3. The London Mask, de Twelve Beauty. 120 euros en twelvebeauty.es. Se fabrica de manera artesanal y se recomienda para eliminar los restos de polución.

4. Lotus Melight Eye Patch, de Boutijour. 69 euros en purenichelab.com. Parches que iluminan el contorno de los ojos al tiempo que proporcionan una sensación de descongestión.

5. Oi Shampoo, de Davines. 1 litro, 58,30 euros en davines.es. Contiene aceite de Roucou, una planta originaria de la Amazonia rica en betacaroteno que desempeña una función reestructurante sobre el cabello.

Con idéntica filosofía trabajan en purenichelab.com. Ninguno niega que existan diferencias fisiológicas entre la piel masculina y la femenina (la de los primeros es más gruesa y grasa), pero la directora general de esta web de cosmética nicho, Raquel González, insiste en que “no se puede hablar de un retinol para hombres y otro para mujeres, porque es un principio activo eficaz en ambas pieles”. ¿Puede trabajar a una velocidad diferente? “Sí, pero no tanto por la diversidad de género, sino porque cada individuo tiene una piel con unas características distintas. Y este ejemplo se puede aplicar a casi la totalidad de principios y formulaciones”. Dicho esto, González admite que han diseñado un apartado dirigido al público masculino porque los hombres “se sienten más cómodos con productos más ligeros, que tengan un packaging neutro y con menos fragancias”.

De nuevo salen a relucir los aromas, donde todavía imperan los prejuicios. Los olores frescos y amaderados se siguen considerando masculinos; los florales y dulces, de chicas. “Así como en la moda hay una tendencia a que los sexos se difuminen, en la perfumería no sucede. Inclusive entre los jovencitos”, dicen Eva Charton y Maddalen Marzol, propietarias de la tienda de perfumería de autor Hunky Dory Laboratory.

Cuidado neutro
Geray Mena

Fragancias femeninas para hombre
1. Jicky, de Guerlain. 117 euros en guerlain.com. Compuesto en 1889 por Aimé Guerlain, más interesado en crear un olor abstracto que en emular el de las flores.

2. Diorella, de Dior. 100 euros. Con notas de limón siciliano, madreselva y vetiver.

3. Calèche Eau de Toilette, de Hermès. 142 euros en hermes.com/es. El primer femenino de la maison, que data de 1965, es este floral amaderado.

4. Arpège Eau de Parfum, de Lanvin. 104 euros. Encargo de Jeanne Lanvin en 1927 para celebrar el 30º cumpleaños de su hija Marguerite. Un jardín impresionista de flores blancas y rosas.

Fragancias masculinas para mujer
5. Cool Water Man, de Davidoff. 60,37 euros. El frescor de la menta y el cilantro no se atempera con la llegada del geranio, el nerolí y el tabaco.

6. 1958 L’Essence de Présence, de Yvra. 139 euros en hunkydorylab.com. Una salida cítrica a la que se van sumando el cedro, la pimienta negra y el pachuli.

7. Pour Un Homme Eau de Toilette, de Caron. 47,20 euros en douglas.es. Cóctel de lavanda, vainilla y maderas que no ha sufrido ningún cambio desde 1934.

8. Dior Homme, de Dior. 97 euros. Esta última versión incluye especias y maderas.

Entre las listas de las mejores fragancias publicadas en Perfumes The guide (Ed. Perfüümista OÜ), todo un referente en la materia, hay femeninas recomendadas para hombre, como Calèche o Jicky, mientras Cool Water Man y Caron Pour Un Homme aparecen en la lista de las masculinas para ellas. No elegir influenciados por el diseño del frasco ni atender al género era a lo que invitaban sus autores, el científico Luca Turin y la periodista Tania Sanchez. Sin embargo, la experiencia de Charton y Marzol es que los hombres son más reticentes. “Las mujeres tienen menos prejuicios y muchas llegan a la tienda diciendo que lo que les gusta son las fragancias de hombre”, afirman. El perfumista Serge Lutens lo dejaba bien claro: “No se hacen unos álbumes de música para hombres y otros para mujeres. En lo que se refiere a la perfumería, hacer marketing de posguerra es como entrenar a Adán y Eva en el consumismo y separarlos para vender mejor. La segmentación debe hacerse según el gusto personal del individuo”.

Diseño de escenografía: Lúa Oliver.
Posproducción: Rubén Chase.
Flores preservadas y artificiales de Casaflorida (http://casaflorida.es).




Fuente: El país

A %d blogueros les gusta esto: