El pasado 23 de febrero el Centro de Entrenamiento de Koulikoro donde figuraban militares españoles y cerca de 150 miembros de la Brilat (Brigada “Galicia” VII, del Ejército de Tierra) sufrió un ataque armado, empleándose en él un coche bomba y varias armas de asalto. No hubo que lamentar víctimas, pero sí dos militares malienses heridos. La actuación inmediata era vital. La celeridad, la profesionalidad y la entereza de cuatro de los integrantes de la Brilat a la hora de actuar les ha llevado a ser condecorados por la Unión Europea con el máximo reconocimiento que el organismo ofrece en misiones de paz.

“Es un mérito para la Brilat”, afirmó Antonio Romero Losada, general jefe de la Brigada en el 53º Aniversario de su creación, y continuó- “Hubo una reacción magnífica por parte de los soldados que estaban de guardia en ese momento”. En declaraciones a los medios recogidas por La Voz de Galicia, el uniformado explicó que “estaban muy satisfechos porque las misiones habían sido difíciles pero la gente había respondido bien”. Además, una sensación de alivio recorría su cuerpo: “Venimos con una satisfacción del deber cumplido enorme”, decía al respecto.

Por el momento, comenta, “les toca descansar y organizarse” mientras planean la integración de la Brigada a la Brigada de Alta Disponibilidad de la OTAN, algo que valoró como “muy probable”. Pero de momento es turno de luchar contra los incendios que asedian cada verano los montes gallegos: “Estaremos encantados de estar en los montes, ayudando, vigilando. Es una misión muy agradecida”.




Fuente: La Razón

A %d blogueros les gusta esto: