Cuatro inmigrantes han muerto y al menos 10 se encuentran desaparecidos en el mar a unas 30 millas al norte de Melilla, donde Salvamento Marítimo ha conseguido rescatar a 58 personas de una patera que estaba a la deriva, entre ellas tres en estado grave, que han sido trasladadas al hospital comarcal de la ciudad autónoma. Una de estas últimas ha fallecido tras su ingreso en el centro hospitalario. Fuentes de la Delegación del Gobierno en Melilla han informado de que entre los rescatados había tres niños y 10 mujeres que han sido trasladados a Melilla. El barco de Salvamento Marítimo Salvamar Spica los auxilió cuando la embarcación precaria, con los cadáveres de tres hombres a bordo, ya estaba medio hundida, según estas fuentes. Los supervivientes informaron de que en la patera viajaban al menos una decena más de personas por lo que el helicóptero de Salvamento Marítimo HE Helimer 205 se dirigió a la zona para buscarlos. Un avión de Frontex, la agencia europea de fronteras, ha relevado al helicóptero este miércoles y ha sumado a esta búsqueda la de otra patera con unas 70 personas a bordo, según ha informado una portavoz de Salvamento Marítimo.

Los inmigrantes, de origen subsahariano y asiático, han llegado muy debilitados al puerto deportivo de Melilla sobre las 23.15 de este martes y envueltos en mantas han ido desembarcando uno a uno. Todos han sido atendidos por voluntarios de la Cruz Roja, que les han prestado asistencia sanitaria y varios de ellos han sido trasladados al hospital comarcal en ambulancias. Como es habitual, también ha acudido a la zona personal de la agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur), para comprobar si alguno de los rescatados podría tener necesidad de protección internacional, así como agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil.

Tras recibir asistencia en el puerto, los supervivientes han sido conducidos al centro de estancia temporal de inmigrantes (CETI) que se encuentra por encima de su capacidad máxima debido a la llegada frecuente, desde agosto, de varias decenas de inmigrantes trasladados desde las islas Chafarinas. El centro acoge actualmente a 1.600 personas, un 60% por encima de su capacidad, según ha informado Efe. De hecho, fuentes cercanas al CETI indican que ha sido necesario instalar varias carpas para dar cobijo a todos los residentes.

Como ya ha ocurrido en otras ocasiones, el Servicio Jesuita Migrante ha recibido las llamadas y mensajes de al menos cuatro familias que preguntan sobre el estado de sus allegados. La organización aún no ha conseguido conocer la identidad de los fallecidos.


ver fotogalería
Personal de Cruz Roja atiende a un inmigrante rescatado en la noche de este lunes a unas 30 millas de Melilla. ANTONIO RUIZ

Solo en la última semana, incluyendo este último rescate, han sido trasladados a Melilla unos 170 inmigrantes, concretamente 81 el pasado día 19, procedentes de una patera que arribó a Chafarinas; otros 15 que llegaron al archipiélago español al día siguiente, y los alrededor de 70 de este lunes. La ruta marítima hacia Melilla, no obstante, ha registrado este año una caída del 27% en comparación al año pasado. Según datos del Ministerio del Interior hasta el 14 de noviembre, habían desembarcado en la ciudad autónoma 485 personas.

La Salvamar Spica, que rescató a los cerca de 70 supervivientes de esta patera a la deriva, se desplazó desde el puerto de Almería para realizar esta misión debido a los problemas técnicos que sufre desde hace dos meses la Salvamar Alcor, que tiene base en Melilla.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: