Portada

¿Cuánto cuestan unas elecciones?


El rumor extendido de un posible e inminente anuncio de una convocatoria de elecciones generales por parte del actual presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha activado a todos los partidos para que cada comparecencia pueda ser leída como un acto de precampaña. Tras el rechazo de los Presupuestos Generales del Estado en el Congreso, los mecanismos electorales empiezan a engrasarse y España se enfrenta un escenario de comicios, que costarán unos 175 millones de euros.

Organizar unas nuevas elecciones generales tendría un coste de 130 millones de euros (en concepto de gastos de organización) y 45 millones en subvenciones electorales concedidas a los partidos que concurrieron a ellas. Este fue el precio que representó a las arcas públicas la repetición de comicios que tuvo lugar en nuestro país el 26 de junio, después de que las del 20 de diciembre —con un coste de 185 millones de euros— no resultaran en un pacto de gobierno entre los partidos.






Gastos de organización y subvenciones

De los 130 millones por gastos de organización, 48 fueron a Correos (voto por correo y buzoneo o propaganda electoral); 12,8 iban destinados a escrutinio y difusión de datos; y 12,5 a logística. Los otros 55 millones se destinaron a gastos de las administraciones públicas e incluyeron costes como el despliegue de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado –que representó un coste de 134 millones de euros—.

Todos estos gastos dependen, al derivar de la ejecución de la maquinaria electoral, del ministerio de Interior del Gobierno de España. Son gastos estructurales y su montante es prácticamente idéntico de unas elecciones a otras.

El resto del presupuesto va destinado a subvencionar a los partidos políticos que concurren a los comicios. Con estas aportaciones públicas, las candidaturas pagan el coste de sus campañas.

Entre las elecciones del 20 de diciembre y las del 26 de junio, los partidos recibieron un total de 100 millones de euros: 55,4 para las primeras y poco más de 44 para las segundas.


‘Superdomingo’

La imprevista repetición de elecciones obligó al gobierno de Mariano Rajoy a incrementar la aportación presupuestaria al ministerio de Interior modificando los Presupuestos Generales del Estado de 2016 con una partida extraordinaria. Esta situación se podría repetir en el caso de que Sánchez adelantara también los comicios, salvo que la fecha escogida fuera el 26 de mayo.





De convertir la cita electoral europea y municipal en un ‘superdomingo’ con la inclusión de las generales, los gastos estructurales se reducirían al poderse compartir en gran parte con los otros comicios, reduciendo así el coste de las supuestas elecciones generales.

¿Adelantar las elecciones? ¿Hacerlas coincidir con los comicios al parlamento europeo y los municipales? Las quinielas siguen creciendo ante el posible anuncio de adelanto electoral de Sánchez, que reunirá a su Consejo de Ministros este viernes.

Urnas para las elecciones al Congreso y al Senado
(Ana Jiménez)









Fuente: LA Vanguardia

Comentar

Click here to post a comment