13:46

Ousman Umar. Muchas gracias y muy buena pregunta porque realmente creo que es un detalle muy importante. Si quieres que sea sincero contigo, lo primero que diría a estas personas, inmigrantes africanos, chicos jóvenes que quieren emigrar lo que les diría es lo mismo que dije a mi hermano Benasco en su momento, o a Baba, o a Youssef. ¿Y qué es lo que dije a Benasco, a Baba o a Youssef? Pues que el auténtico paraíso está en su cabeza, está en su casa. Que sigan alimentando su mente, la solución depende de ellos. Igual que le dije a Benasco. Mi hermano se quedó. Él vivía en la selva igual que yo. Le dije que tenía que alimentar su mente y le ayudé, estudió. Hoy dirige su propia «start-up», que tiene más de sesenta y dos mil personas inscritas en la plataforma. Hace tres años que conocí a Baba en Ghana. Porque en la zona de Enkotia, en Ghana, hay mucho aceite de palma. Entonces, con camiones y unos bidones enormes lo trasladan a los países de alrededor, por ejemplo a Libia. Entonces hay toda una mafia montada que en vez de meter bidones, esconden personas dentro de los bidones, lo cortan para que puedan respirar y les meten en el camión como si fueran aceite. Cobran cuatro mil cedis. Baba tenía tres mil, para entendernos, cuatrocientos euros más o menos, Baba tenía trescientos.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: