Tecnología

Cuando los abusadores se meten en tu casa por la red


Ya no viene de un familiar, de un vecino o de un supuesto amigo. Ni de una persona que ejerce su autoridad en un gremio. Ni de un superior que no sabe distinguir entre la simpatía y el tonteo. Ni de un novio o un mero rollete que se cree que decirle sí a algo le da derecho a defender que, en realidad, le dijiste sí a todo. Ahora los abusos pueden venir de China o de la esquina, y la víctima puede no llegar a averiguarlo nunca.

Seguir leyendo.




Fuente: El país

Comentar

Click here to post a comment