Isabel Díaz Ayuso confesó el lunes 26 de agosto, ya investida presidenta, que antes de que Avalmadrid concediera un aval de 400.000 euros a MC Infortécnica, una empresa participada por su padre, ella misma buscó vías de financiación. “Yo pregunté con qué persona podía hablar para que se le solicitara un crédito a esa empresa”, dijo. “Pregunté, simplemente, con qué persona podía hablar para que, a su vez, si se daban las garantías, esa compañía pudiera ser, o no, avalada”, añadió. Y recalcó: “[A mi padre] le preocupaba que el poco patrimonio que tenía, lo heredáramos”. La presidenta no especificó cuándo hizo esas gestiones, más allá de que fueron previas a que adquiriera la condición de diputada —julio de 2011—.

A inicios de 2011, Infortécnica tramita un aval de Avalmadrid. El ente da el visto bueno si aporta una tasación de una nave industrial en Sotillo de la Adrada (Ávila), perteneciente al padre de Díaz Ayuso, que llegue a los 200.000 euros. Los tasadores valoran la finca en 213.596,40 euros, pero advirtiendo de que incumple la normativa urbanística.

En marzo de 2011, el coordinador del departamento de riesgos de Avalmadrid avisa al responsable del ente de que la tasadora muestra dudas sobre la finca que ofrece como contraprestación la empresa solicitante. En media hora, tiene respuesta. Hay que conceder el aval: “Ok, adelante”, le contestan. Al final se avalan 400.000 euros.

El 14 de julio de 2011, Isabel Díaz Ayuso escribe a un directivo de Avalmadrid, como adelantó EL PAÍS. Quiere informarse del aval. Inicia un intercambio de correos en el que expresa sus dudas sobre los socios de sus padres y describe la mala situación de la empresa.

En octubre de 2011,los hijos del matrimonio Díaz Ayuso aceptan la donación de dos viviendas de sus padres. Posteriormente, llegan los impagos.

Avalmadrid es una sociedad de garantía recíproca con un doble objetivo: “Por un lado, facilitar el acceso a una financiación preferente tanto en coste como en plazo y, por otro, otorgar avales y fianzas frente a las Administraciones Públicas y ante terceros, en condiciones mucho más ventajosas que las que puede ofrecer la banca tradicional”. En 2018, formalizó más de 1.600 avales por un valor de 84 millones de euros, según su informe anual. La Comunidad, la confederación empresarial de Madrid, la cámara de comecio regional, Bankia, Santander y Caixabank tienen presencia en su consejo.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: