Millie Bobby Brown (Marbella, 2004) está convencida de que nació para esto. Actuar, ponerse delante de una cámara, le resulta natural, dice que es como respirar. Su voz suena madura, reflexiva, al otro lado del teléfono, pero ella subraya en un par de ocasiones que solo es una chica de 15 años. Nació en España, se crio en Reino Unido y su familia entera se mudó a Estados Unidos para perseguir su sueño: ser actriz. En 2015 llegó su gran oportunidad, el personaje de Once, la adolescente con poderes psíquicos de Stranger Things. La serie de los hermanos Matt y Ross Duffer para Netflix, un canto a los años ochenta protagonizado por una pandilla de chavales, un misterioso monstruo y un mundo paralelo llamado El Otro Lado, se convirtió en un fenómeno. Gracias a ella, la buena estrella de Millie no ha hecho más que crecer (ya ha sido nominada en dos ocasiones a los Emmy). Ahora estrena la tercera temporada (el 4 de julio en la plataforma) y también su primera película, Godzilla: rey de los monstruos (el 21 de junio en cines).

Pero además es un icono de su generación. Suma más de 18,5 millones de seguidores en Instagram; participó –junto a figuras como la presentadora Ellen DeGeneres, la cantante Jennifer Lopez o la activista Angy Rivera– en el vídeo A Girl Like You de Maroon 5 y Cardi B; en 2018 fue nombrada embajadora de buena voluntad de Unicef –convirtiéndose en la persona más joven en ejercer esta labor– y las firmas de moda la quieren a su lado –ya ha trabajado con Moncler, Louis Vuitton, Converse o Calvin Klein–.

Millie Bobby Brown viste ‘total look’ de MAX MARA y pendientes de AMEN. Foto: Michael Schwartz.

Con nueve años pisó su primera alfombra roja, en la Tea Party de los Bafta, vestida de Burberry. ¿Le interesa la moda?

Amo la moda, es una gran forma de expresar quién eres. Siempre está evolucionando, hay nuevas tendencias… A través de la ropa puedes comunicarte y mostrarte al mundo.

Hace tres años su madre elegía su ropa, ¿sigue haciéndolo?

Ummm… Ella me ayuda a elegir lo que visto, sí. Porque yo siempre quiero permanecer de acuerdo a mi edad.

¿Y eso resulta difícil cuando la fama llega tan pronto y conlleva posar en fiestas y photocalls?

No, no lo creo. Tengo 15 años, es una buena edad para empezar a probar cosas nuevas, pero siendo cuidadosa, porque es una edad arriesgada. Pasados los 18 años puedes ponerte lo que quieras, pero ahora mismo tengo que ser consciente de lo que llevo.

La protagonista de ‘Stranger Things’, con jersey de rayas y sombrero brocado Flamingo, ambos de MICHAEL KORS COLLECTION. Foto: Michael Schwartz

¿Es difícil ser una adolescente famosa?

A veces. Para mí, lo más sencillo del mundo es actuar y lo que eso envuelve. Es increíble todo lo que me ha pasado, la oportunidad que me han dado. Pero reconozco que en ocasiones resulta complicado, porque mucha gente da su opinión, dicen cosas malas. Puede ser duro, el odio puede ser fuerte. Pero el amor lo es más.

¿Cuesta controlar la privacidad y lo que se dice sobre una en la era de las redes sociales y la información inmediata?

Mantener las cosas privadas es, en realidad, relativamente sencillo. Yo tengo muchas cosas que son privadas. Todo se reduce a cómo lo manejes tú. Nadie puede hacerlo por ti. Creo que las redes sociales son algo genial que tenemos que agradecer. Pueden ser un lugar realmente malo, pero también muy bueno. Si tienes fortaleza mental pienso que debes estar en ellas porque sirven para propagar amor y mensajes positivos.

Brown, con camisa Stand Up de LOUIS VUITTON. Foto: Michael Schwartz

Como embajadora de Unicef, en sus redes habla de la lucha contra el bullying o la importancia de la educación.

Son dos asuntos importantes para mí. Todos los niños merecen una educación, oportunidades para llegar donde quieran, y por eso creo que se debe hablar de este asunto. El bullying es algo muy común en las escuelas, pero además están el ciberacoso, e incluso el bullying en un sentido más amplio, que también afecta a los adultos. Hablo de ello porque hay que aprender a manejarlo y convertirse en alguien lo suficientemente fuerte para continuar transmitiendo amor, incluso cuando estás recibiendo odio. Creo que todo el mundo debería aprender que difundir amor es mucho más sencillo que difundir odio.

¿La suya es una generación más activista y comprometida? Con 15 años usted es embajadora de buena voluntad; Greta Thunberg, con 16 años, ha hablado en el Parlamento Europeo sobre los peligros del cambio climático…

Creo que la generación más joven está tomando una posición activista, y pienso que se debe a que somos más conscientes de los problemas que existen. Nuestra generación no ha tenido tiempo para hablar o usar su voz. Este es nuestro momento. Mucha gente está escuchando. Es nuestro tiempo para difundir nuestro mensaje. Debemos hacerlo ahora. Yo me fijo en activistas que llevan mucho en esto, dedicadas a labores humanitarias, admiro su trabajo, aprendo. Y creo que ahora mismo mi generación es consciente de las cosas que están ocurriendo en el mundo. No nos quedaremos callados.

La actriz con camisa de DOLCE & GABBANA, bermuda en gabardina de lana de MAX MARA y zapatos Rose Button de ROGER VIVIER. Foto: Michael Schwartz

¿Es importante hablar sobre feminismo? Participa en la iniciativa de la UEFA We Play Strong para demostrar que el fútbol no es solo de chicos.

Sí [silencio].

¿Resulta complicado combinar estudios y trabajo?

Sí, pero uno de mis mayores sueños es tener una licenciatura, es muy importante para mí saber que tengo esa opción. Sé que me gustaría seguir actuando, trabajar en esta industria el resto de mi vida, porque es algo que me apasiona tanto que no creo que me aburra nunca de hacerlo. Incluso si acabo siendo tramoyista. Creo que siempre estaré en el sector o en algo relacionado con él de alguna forma, como la música, la dirección o escribiendo. Pero quiero estudiar. No sé si iré a la universidad o lo haré online, sin embargo es algo definitivo para mí.

Este verano estrena Stranger Things, y también Godzilla. ¿Por qué le gustan tanto los monstruos?

Ummm… Son muy divertidos. Divertidos de verdad. Hacen trabajar tu imaginación un montón.

¿Cómo ha cambiado Once, su personaje, desde la primera temporada de la serie?

Está evolucionando, se está convirtiendo en una mujer, experimenta con sus estilismos. La amo y creo que muchas adolescentes se podrán identificar con ella porque están viviendo lo mismo. A esa edad nadie sabe muy bien quién es. Cuando eres una chica de 15 años no sabes quién eres de verdad, pero me encanta, porque en ese camino es donde se acaba manifestando tu verdadero yo.

Millie lleva vestido Southampton de AMLUL. Foto: Michael Schwartz

Ella no es como el resto de las chicas que la rodean, tiene poderes que pueden hacer que se sienta como un bicho raro. ¿Por qué es importante hablar sobre la diferencia, animar a aceptarla?

Ser diferente para mí es ser increíble, más guay que el resto. Todos somos distintos en cierto modo, ninguno de nosotros es igual que otro, ni siquiera los gemelos, uno puede tener una marca de nacimiento que lo distinga. Creo que es importante para las chicas el entender que ser diferente es simplemente manifestar tu individualidad y aceptarla. Solo hay una vida, así que acepta quién eres, reparte amor y cuida de ti misma.

La serie está ambientada en los años ochenta. ¿Qué diferencias ha descubierto entre los adolescentes de entonces y los de ahora?

Me parece que era divertido vivir en los ochenta, porque la música era guay, los accesorios chulos… Y creo que entonces la gente joven tenía más libertad que hoy en día. En la actualidad somos más conscientes de las cosas que ocurren. Como niño ahora estás al tanto de lo que puede pasar cuando sales por ahí tú solo, nos previenen desde una edad muy temprana. A mí me dijeron que tenía que tener cuidado con los extraños, con los códigos sociales que hay en las distintas partes del mundo… Estar al día con todo eso me hace ser más consciente de cuáles son las cosas de las que me tengo que proteger, te prepara para el mundo. Definitivamente, siento que los jóvenes ahora somos mucho más conscientes. Y si no, Internet nos da pistas, dice cómo hacer cosas, nos ayuda a saber todo lo que necesitamos entender y aprender.

La intérprete, con blazer de CAROLINA HERRERA. Foto: Michael Schwartz

¿Imagina vivir sin Internet, móvil y redes sociales?

Desde luego que cualquiera puede imaginarse a uno mismo sin estas cosas. ¿Qué pasaría si el mundo se acabara un día y las redes sociales e Internet desaparecieran? No es que yo lo fuera a disfrutar particularmente, pero me acostumbraría.

Desde niña tuvo una vida nómada: nació en Marbella y vivió allí hasta los cuatro años, luego en Gran Bretaña, ahora en Estados Unidos…

Mi familia no ha vivido nunca en un sitio fijo, pero España ocupa un lugar importante en mi memoria. Una parte de mi corazón permanece allí, y cuando vuelvo surgen aún más recuerdos.

Como su familia, muchos británicos viven en España o vienen de vacaciones. ¿Teme que esto pueda cambiar con el Brexit?

«No comment», responde su representante.

Millie Bobby Brown luce camisa, vestido de satén doble y diadema, todo de PRADA y zapatos abiertos Rose Button de ROGER VIVIER. Foto: Michael Schwartz

Empezó a cantar antes que a actuar, ¿le gustaría lanzar un disco en el futuro?

Sí, claro, solo tengo 15 años, tengo muchísimo por delante, y creo que planear algo ahora sería absurdo, porque me queda mucho tiempo para hacer cosas. En el futuro, me encantaría cantar, y estaría bien incorporarlo a la actuación, siempre he sido una apasionada de la música.

Es muy amiga de Taylor Swift y Drake.

Tengo un montón de amigos que son músicos e increíblemente talentosos. Cada vez que los veo me sigo poniendo nerviosa, les digo: «¡Oh, dios mío, te amo!».

Pese a la fama, sigue siendo una fan.

Sí. Absolutamente.

La actriz, con chaqueta de lana y algodón, top de punto y pantalón, todo de HERMÈS. Foto: Michael Schwartz




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: