Ya existían gafas que subsanaban esta deficiencia visual, pero no se había adaptado a algo tan cómodo y compacto

El daltonismo, que afecta a 1 de cada 30.000/50.000 personas en el mundo y que se caracteriza por ser una afección visual provocada por un fallo en los receptores oculares del color, incapacitando para ver el rojo, el verde y, en algunos casos, el azul, podría haber encontrado la horma de su zapato en el mundo de las lentes de contacto. Un estudio de la Universidad de Tel Aviv (TAU) han conseguido incorporar dispositivos ópticos en lentillas comunes para corregir la deuteranomalía.

El estudio, comandado por la investigadora Sharon Karepov, abordó específicamente la deuteranomalía, una condición en la que el fotorreceptor responsable de detectar la luz verde responde a la luz asociado con colores más rojos. Es cierto que esta variante del daltonismo es corregible, pero no se había podido concentrar en un dispositivo que fuera compacto y cómodo para el usuario. Las gafas basadas en este concepto de corrección están disponibles comercialmente; sin embargo, son significativamente más voluminosos que las lentes de contacto «, dijo Karepov, que destaca que las metasuperficies plasmónicas utilizadas es un elemento óptico propuesto «es ultrafino y puede integrarse en cualquier lente de contacto rígida, tanto la deuteranomalía como otros trastornos de la visión, como los errores de refracción, pueden tratarse dentro con una sola lente de contacto”.

Para comprobar su correcto ensamblaje, los investigadores desarrollaron una técnica para transferir metasuperficies desde sus sustratos planos iniciales a superficies curvas como las lentillas. Tras cada paso probaron con imágenes de cicroscopía para examinar la superficie tratada y las mediciones mostraron que las propiedades de la superficie no cambiaron tras la transferencia, lo que corroboró el éxito. Luego, en una simulación estándar de percepción de color para medir el color antes y después de introducir la lente. La mejora es cuantificable en hasta un factor 10 y se restableció la pérdida de contraste visual innherente a la deuteranomalía.

Ahora viene el momento de las pruebas clínicas para que estas lentes de contacto puedan venderse.




Fuente: La Razón

A %d blogueros les gusta esto: