En la madrugada del próximo domingo, 27 de octubre, se realizará el cambio al horario de invierno. Atrasaremos una hora nuestros relojes, a las tres serán las dos y, desde ese día, amanecerá y anochecerá más pronto.

Para ayudar a adaptarnos a este cambio de hora, la Asociación para el Autocuidado de la Salud (anefp) ha elaborado un vídeo con recomendaciones y consejos para evitar los pequeños desajustes que el nuevo horario puede provocar como somnolencia, fatiga, falta de atención o cambios de humor.

Cómo adaptarte al cambio de hora

1. Establece una rutina de sueño con horarios fijos para dormir y despertarte. Esta regularidad facilitará la adaptación de tu organismo al nuevo horario.

2. Evita las siestas hasta que te hayas acostumbrado al nuevo horario, para evitar los desajustes en tus ritmos de sueño y vigilia.

3. Evita las cenas pesadas y no te acuestes inmediatamente después. Es mejor tomar alimentos ligeros y con poca grasa y dejar pasar al menos una hora antes de irte a dormir.

4. Reduce el consumo de cafeína y otros excitantes, no son buenos aliados para adaptarte al nuevo horario.

5. Si vas a practicar ejercicio, hazlo varias horas antes de dormir, ya que la actividad física intensa puede producir insomnio.

6. Evita las luces brillantes, especialmente de móviles, tablets, ordenadores o televisores, antes de dormir. Su uso prolongado altera los ritmos circadianos y reduce la calidad del sueño.




Fuente: La Razón

A %d blogueros les gusta esto: