La ministra saharaui de Salud, Jira Bulahi, confirmó hoy los primeros cuatro casos positivos de COVID-19 en los campamentos de refugiados de Tinduf, en los que más de 200.000 saharauis viven desterrados desde que Marruecos ocupara el Sahara Occidental en 1975.

En un breve mensaje difundido a través de las redes sociales, Bulahi explicó que «tras mucho esfuerzo y medidas preventivas para proteger a nuestro pueblo, hoy lamentablemente tenemos que anunciar los primeros 4 casos por la covid-19 en los Campos de refugiados saharauis. Nuestra situación de vulnerabilidad nos obliga a redoblar esfuerzos para seguir caminando», afirmó.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: