La Audiencia Provincial de Bizkaia ha condenado a prisión permanente revisable a la mujer que asesinó el 19 del pasado mes de enero a su hija de nueve años en el barrio bilbaíno de Atxuri tras drogarla con medicamentos y asfixiarla, según la sentencia. La autopsia a la que fue sometida la niña reveló que falleció víctima de los efectos de los fármacos, pero que había signos de asfixia, tal y como declaró la madre, Ada de la Torre, durante las declaraciones ante la Policía.

El pasado 19 de diciembre, tras la celebración del juicio, se conoció el veredicto del jurado popular que, por unanimidad de sus nueve integrantes, declaró a la acusada culpable de asesinato agravado por matar a su hija Kiara tras administrarle numerosos medicamentos y asfixiarla en su domicilio familiar de la capital vizcaína el pasado 16 de enero. De la Torre se excusó en que un hombre se había adentrado en su domicilio y la había obligado a cometer el crimen, si bien los investigadores desmintieron esta versión al no encontrar señal alguna de que ningún intruso «vestido de negro», como aseveraba la madre en sus testimonios, hubiese accedido a la vivienda familiar sin permiso. Durante esta sesión ante la juez, la acusada no se defendió de los hechos que se le imputaban, sino que criticó la cantidad económica (160.000 euros) que solicitaba la defensa de Valeriano Borja, que reclama la paternidad de la niña.

El Tribunal popular consideró probado que se trató de asesinato con alevosía contra una menor de nueve años, una víctima especialmente vulnerable. Además, consideraron que la procesada había incurrido en la circunstancia agravante de parentesco al estar relacionadas la agresora y la víctima por vínculo familiar. Las pesquisas policiales y los análisis psicológicos demostraron que la mujer no padecía ningún problema o enajenación que la hubiera podido inducir a cometer el crimen, sino que era consciente de lo que hacía.

De la Torre recibía una prestación de unos 900 euros como madre soltera de Kiara, puesto que no reconoció a su progenitor, Valeriano Borja, a fin de obtener esta ayuda social. Borja se encuentra ahora en proceso de realizarse los análisis que confirmen su paternidad para hacerse asimismo cargo de los restos de la menor. Esta táctica también la empleó la condenada con el padre de Josune de la Torre, su hija de 20 años fruto de una relación anterior, que encontró a su madre y a su hermana en la cama en la noche de los hechos.

La familia ha convocado una rueda de prensa para el próximo lunes a fin de mostrar sus percepciones sobre la pena de prisión permanente revisable que ha recibido De la Torre. Valeriano Borja, presente en otras intervenciones ante los medios, ha preferido apartarse y que otros portavoces hagan llegar la posición familiar sobre la sentencia.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: