El símbolo del dólar americano se conoce a nivel mundial. Los dólares se pueden usar para pagar en varios países, desde las Islas Vírgenes Británicas hasta Panamá. Incluso existe un emoticono que tiene los ojos como símbolos del $.

La historia de este símbolo se remonta a más de 200 años atrás, a la Revolución Americana. Los americanos necesitaban dinero para pelear en su guerra contra los británicos. Es bien conocido que entre sus prestamistas contaba con Francia, España y Holanda. Sin embargo, lo que no se sabe es que también contaba con un irlandés de Luisiana que en aquel momento le iba muy bien, tan bien que le prestó a Estados Unidos 300,000 pesos españoles, lo equivalente a mil millones de dólares hoy en día.

El préstamo tendría un impacto en la historia del país y cambiaría la vida de Oliver Pollock.

Oliver Pollock, un irlandés que apoyaba sin duda a la revolución

Pollock nació en Irlanda en los años 30 del siglo XVII y emigró a Pensilvania sobre 1760. En Estados Unidos, Pollock se convirtió en un comerciante hábil, gestionando comercios entre su nuevo país y las Antillas y el Caribe, entre otros. Llegó a vivir en Nueva Orleans, donde le concedieron un contrato para suministrar harina a la ciudad. Con el tiempo, Pollock fue acumulando su fortuna.

Aunque no se sabe mucho sobre sus creencias políticas, no se puede dudar que se entregó a la causa americana e hizo todo lo que estaba en su poder para apoyar a la revolución. Por ejemplo, Pollock fue uno de los benefactores del General George Rogers Clark, que lideró campañas por el noreste del país y consiguió debilitar notablemente a los británicos. También se dedicó a conseguir aliados para los Estados Unidos cuando podía.

En otra ocasión, Pollock convenció al gobernador de Luisiana, Bernardo de Gálvez, de que los americanos podían ganar la guerra y le dio suministros para pelear contra los británicos. Hacia el final de la guerra, se estimó que Pollock había donado $300,000 pesos españoles, que era la moneda de preferencia en aquellos tiempos, a la causa.

El desastre

Aunque Pollock era rico, gastar $300,000 le afectó. Por lo tanto, decidió crear bonos de guerra para recaudar dinero para la causa americana. Los padres fundadores del país, especialmente el gobernador de Virginia Thomas Jefferson, le prestaron su apoyo, lo que le permitió vender los bonos en nombre de Estados Unidos y del estado de Virginia. También asumió deuda en su nombre para la causa americana. En total, Pollock asumió una deuda inmensa (los números varían) que no pudo pagar.

Para pagar la deuda, decidió pedir ayuda a sus amigos americanos. Sus peticiones fueron leídas en el Congreso, pero no tenían dinero para Pollock. Se declaró en bancarrota.

Luego nació el símbolo del $

Después de la Revolución, el Secretario del Tesoro Alexander Hamilton se puso a trabajar en su estructura financiera. Hamilton quería crear una moneda y un banco central estable y fuerte. Contrató a un amigo de Pollock, Robert Morris, para ayudarle en esto. Lo primero que hizo Morris fue revisar todos los libros mayores que había mandado Pollock al Congreso para vender los bonos y comprar materiales. Fue en ese momento en el que Pollock accidentalmente creó el símbolo del dólar