Cultura

Comienza la Feria de Abril | Cultura


Esta tarde comienza la Feria de Abril de Sevilla; en realidad, la preferia, porque los farolillos del real -las casetas, el paseo de caballos, los trajes de flamenca, el fino y la manzanilla- no se encenderán hasta el próximo sábado, 29 de abril. Pero como es tradicional, los festejos taurinos comienzan días antes de que la ciudad inaugure sus fiestas de primavera.

Diego Urdiales, El Cid y Joselito Adame harán hoy el paseíllo para lidiar una corrida de Fuente Ymbro; habrá descanso el lunes y el martes, y, a partir del miércoles 26, se reinicia el ciclo continuado de festejos hasta el 7 de mayo. En total, 12 corridas de toros y un espectáculo de rejoneo.

Ha aumentado levemente el número de abonados -los clientes fijos están en torno a los 2.600 de un aforo total de 10.700 espectadores-, y se esperan varias tardes de ‘no hay billetes’, aunque las expectativas de asistencia están por debajo de lo necesario por el alto precio de las entradas –un tendido de sombra oscila entre los 98 y los 105 euros, y el de sol, entre 36 y 45 euros- y la ausencia de gestas y sorpresas en los carteles, entre otras razones.

Como ya ocurriera el pasado Domingo de Resurrección, el sevillano Morante de la Puebla sigue siendo la ‘gran esperanza blanca’ de la feria. Actuará tres tardes, en los mejores carteles, con compañeros escogidos y las ganaderías más comerciales, y de su suerte dependerá en gran parte el éxito artístico y también económico del ciclo.

Detrás de él hay un manojo de toreros-figuras que están anunciados dos tardes y tratarán de no perder posiciones en su consideración de talles. Estos son El Juli, Alejandro Talavante y José María Manzanares; junto a ellos, también con dos actuaciones, López Simón y Roca Rey, representantes de los más jóvenes, y Manuel Escribano, triunfador del año pasado ante el indultado ‘Cobradiezmos’, Juan José Padilla, que salió por la Puerta del Príncipe, y Antonio Ferrera, que vuelve a los ruedos tras más de un año de retiro forzoso por una fractura ósea.

No abundan los toreros nuevos, y solo un cartel, el del miércoles 26, reúne a una terna de chavales aspirantes a la gloria: José Garrido, Álvaro Lorenzo y Ginés Marín; nombres relumbrantes como Enrique Ponce, Sebastián Castella, Paco Ureña, Miguel Ángel Perera, El Fandi y David Mora acuden una sola tarde; y se despide Rivera Ordóñez, que se anuncia junto a sus hermano Cayetano.

El sábado 29 de abril saldrán por la puerta de toriles las reses de Victorino Martín, auténticos protagonistas de la feria de este año tras el apoteósico triunfo de la feria de 2016, y el cartel de toreros estará integrado por Antonio Ferrera, Manuel Escribano y Paco Ureña (los dos últimos pasearon dos orejas cada uno de toros de este mismo hierro el año pasado).

Cierran la feria los toros de Miura, cuya ganadería cumple esta temporada 175 años, con un cartel de toreros novedoso: Antonio Nazaré, Pepe Moral y Esaú Fernández; y repite en este ciclo el hierro de Núñez del Cuvillo, que fracasó el Domingo de Resurrección. Morante, que quiso entonces y no pudo por falta de oponentes, vuelve a intentarlo de nuevo con estos toros.

El 30 de abril se celebrará un único festejo de rejoneo, con Sergio Galán, Diego Ventura y Lea Vicens, con toros de Fermín Bohórquez.




Fuente: El país

Comentar

Click here to post a comment