A lo largo de las décadas Eastwood ha sabido mantenerse relevante: ganó dos Oscar, a la mejor película y al mejor director, por ‘Sin perdón’ en 1992 y doce años después repitió gracias a ‘Million Dollar Baby’.




Fuente: El país

A %d blogueros les gusta esto: