Las elecciones europeas reproducirían, a grandes rasgos, el escenario político que surgió de las generales en España. El Partido Socialista encabeza la intención de voto para el Parlamento Europeo, según la encuesta que el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) ha publicado este jueves. Si se cumplen esos pronósticos, los socialistas recibirán entre un 29% y un 31% de los apoyos, algo por encima al resultado del 28-A y equivalente a entre 17 y 18 escaños en Estrasburgo. En la actualidad el PSOE cuenta con 14 eurodiputados. Ese resultado colocaría al PSOE como delegación española más nutrida, frente a la situación actual, en la que es el Partido Popular.

La segunda lista con mejor resultado sería la del PP, que obtiene entre un 18% y un 20% de las papeletas (de 11 a 12 escaños). Ciudadanos le pisaría los talones al PP (entre 8 y 9 escaños), mientras Unidas Podemos Cambiar Europa obtendría ocho. El resultado es similar —algo inferior— al que obtuvieron por separado Podemos e Izquierda Unida en la última cita electoral europea, en mayo de 2014. La mayor sorpresa de este sondeo es Vox, que logra por primera vez representación —entre 4 y 5 escaños—, pero con una intención estimada de voto inferior a la registrada en las generales. Frente al 10% del voto que cosechó la extrema derecha el 28-A, ahora llegaría al 9% en el mejor de los casos.

En el ámbito nacionalista, el partido liderado por Carles Puigdemont, huido de la justicia española a Bélgica, conseguiría un solo escaño (igual que ahora), frente a los tres que obtiene Ahora Repúblicas, que agrupa a ERC, a los nacionalistas gallegos y a Bildu y que también mantiene la misma representación.

La última convocatoria europea, en mayo de 2014, interpeló en España al 43,8% del censo, el dato más bajo de la serie. Y aun así, fue algo superior al 42,6% contabilizado de media en la UE. En esas elecciones, el PP obtuvo 16 escaños en el Europarlamento y el PSOE, 14, seguidos por Izquierda Plural que obtuvo seis y los cinco de Podemos.

En la estimación del CIS para las próximas europeas, la participación estaría en el 63%. Como explica en la nota metodológica, ese dato está en consonancia con el obtenido en 1999, cuando la cita electoral coincidió con autonómicas y municipales. «Se trata de una participación superior a las tres últimas elecciones europeas, que se interpreta como un efecto arrastre», afirma el CIS sobre su estimación actual.

La migración, el futuro de la eurozona, el cambio climático y el impacto del Brexit se configuran como los grandes pilares del debate sobre la UE.

La demoscopia avala como mínimo un desconocimiento de la cita. Solo el 28% de los españoles sabía a principios de marzo que en mayo se celebraban elecciones europeas, según el Eurobarómetro de primavera sobre el Parlamento Europeo. El debate europeo que mantendrán este domingo en Atresmedia los cuatro principales candidatos permitirá, previsiblemente, elevar esa barrera.




Fuente: El país

A %d blogueros les gusta esto: