Un grupo de cinco leones
acosando, mordiendo y tratando de derribar una vieja jirafa

Las primeras pistas sobre este episodio de vida natural en la Reserva Natural de Klaserie, en el Parque Nacional Kruger (Sudáfrica), hacen prever un desenlace rápido y fatal para el más alto de los animales vivos de la Tierra.

Pero la historia observada y filmada por un grupo de turistas este mismo mes de enero acabó siendo algo diferente…

El portal LatestSightings.com, especializado en la vida salvaje en el Parque Nacional Kruger (Sudáfrica), ha difundido esta semana en Youtube un vídeo –viralizado rápidamente- en el que se muestra una de las actividades de caza posiblemente menos documentada de los leones.





Quizás no sea una actividad muy conocida pero según los autores de este apunte en Youtube, “a los leones les encanta tratar de derribar una jirafa, porque si lo hacen tiene comida asegurada para todo el grupo durante aproximadamente una semana”.

Pero derribar a un animal tan corpulento y con la piel tan dura no es fácil. Y si no, que se lo pregunten a los leones de esta historia.


Una observación excepcional

El guía está convencido que es la escena más sorprendente de toda su carrera profesional

Francois Pienaar, guía del safari fotográfico, observó la semana pasada en la Reserva de caza Klaserie a un grupo de leones y decidió seguir sus movimientos con discreción, para deleite de sus invitados.

“En nuestra salida matinal encontramos a un grupo de leones medio dormidos y nos paramos a observarlos; sin pensar que aquel podía ser el mejor avistamiento en mi carrera como guía”, ha explicado Pienaar.

“Mientras seguíamos a los leones, vimos a una jirafa que parecía tener una edad muy avanzada y que en pocos minutos se convirtió en el objetivo de los leones”. “Nos sentamos en silencio en el vehículo mientras observábamos a los leones acechando a la anciana jirafa”, sigue el relato difundido por LatestSightings. (Ver el vídeo completo en la parte inferior de esta noticia).






Después de unos 20 minutos de acoso de los leones, los observadores comprobaron que el ataque directo había comenzado y esperaban que el gran animal cayera al suelo en pocos minutos.

La leona más decidida saltó sobre la jirafa y se quedó en su lomo con ayuda de colmillos y garras. El resto de leones mordían las patas y la parte trasera de la jirafa, obligándola a quedarse prácticamente inmóvil.

Para asombro del guía y sus invitados, la vieja jirafa seguía luchando por mantenerse de pie y logró librarse de la leona más agresiva. Después, herida pero con una paciencia que los observadores humanos no acababan de entender, la jirafa siguió soportando el ataque y pisando a sus enemigos.

“Después de aproximadamente 5 horas de lucha, los leones finalmente se dieron por vencidos y la vieja jirafa vivió para ver otro día”, concluye el relato naturalista. JEC












Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: