Moda

Chris Cornell: Músicos españoles nos cuentan por qué les ha marcado Chris Cornell, fallecido hoy | Tentaciones

EDUARD POU (ZA!)

Amigos de toda la vida avisándonos mutuamente por WhatsApp de la muerte de Chris Cornell y recordando tantas historias compartidas con Soundgarden de fondo. Hace ya 23 años que iba a la habitación de mis padres (la única con lector de CD) a escuchar el Superunknown. Hace 21 que fuimos a verles en Vall d’Hebron con los colegas ‘grunchis’ de la clase. Hace 18 que intentaba tocar sus temas en el primer local de ensayo. Hace 6 que Pau y yo acabábamos los conciertos de Za! tocando Spoonman. Hace 4 que discutíamos a gritos en un bar si Badmotorfinger o Superunknown. Y hace pocos meses que cruzamos los Monegros en furgo con la discografía completa. No puedo sentir tristeza por alguien que no conozco de nada, pero sí mucho agradecimiento por poner la banda sonora a todos estos momentos compartidos con la gente que quiero.

DANI LLAMAS (G.A.S. DRUMMERS)

Aún recuerdo cuando escuché por primera vez a Soundgarden. Cuando tocaron en Sevilla yo tenía solo 12 años y aún no estaba muy dentro de nada. Al año siguiente, verano del 93, ya me había empapado de todo lo que llegaba, sobre todo por la radio, en el programa De 4 a 3 con Paco Pérez-Bryan. Aquel día sonó Jesus Christ Pose del Badmotorfinger, y me quedé estupefacto. Sobre todo por lo arriba que está Chris Cornell. Cuando llegó ‘Superunknown’ recuerdo que lo escuchaba continuamente, y, con el tiempo, es de lo mejor que ha sobrevivido a aquella burbuja musical del ‘grunge’. Chris Cornell llevó el legado de Ozzy un poco más lejos, cantaba muy bien y lo hacía parecer fácil. A través de algunos músicos de Seattle con los que he tocado, supe que había montado un restaurante con su mujer, que vivió en Paris durante un tiempo… Descansa en paz, Chris. Keep it off my wave.

ANTONIO SÁNCHEZ (TEETHING)

Conocí a Soundgarden y a Chris con el Badmotorfinger y quedé enamorado para siempre de su voz. Soundgarden eran especiales, de los cuatro grandes del ‘grunge’ para mí (Soundgarden, Alice in Chains, Pearl Jam y Nirvana), ellos eran los que más exploraban, los más brutos, oscuros, duros, los que menos se encasillaban. La voz de Chris era simplemente brillante, amplísima en el registro, con una capacidad de transmitir la emoción pasmosa, el colofón perfecto a la música. Ya abandonaste tu Rusty Cage amigo, vuela en paz…

DAVID MACA ‘MACÓN’ (TOUNDRA/ ADRIFT)

Soundgarden son el grupo que más me ha influenciado. ¿Por qué? Porque hacen que una música con tiempos y riffs complicados, no usuales, terminen formando una música accesible y que entra muy bien por los oídos. La suma hace que al final estos riffs y elementos complejos den como resultado casi canciones pop. Les descubrí con el Superunknown y a raíz de ahí me escuché su discografía previa y posterior. Es uno de los grupos que más he escuchado y siempre ha estado en la guantera del coche. El primer disco que me compré fue este junto con el VS de Pearl Jam. Por aquel entonces hacía asociaciones en mi cabeza: Led Zeppelin-Pearl Jam y Black Sabbath-Soundgarden. Les vi en directo, de teloneros en Metallica en el estadio de La Peinet, y fui al concierto para verles a ellos. La segunda vez fue en el Sonisphere. Por desgracia, nunca les he podido ver en sala. Lo hubiese disfrutado mucho. El primer disco en solitario de Chris Cornell Euphoria Morning. ¿Te coscas? Me parece un discazo. Sobre Audioslave…. al principio me pareció una unión muy esperanzadora. Ya ves tú, el Tom Morello a las seis cuerdas. Aunque luego la cosa se desinflase, por desgracia. Sin mencionar a Temple Of The Dog, cuyo disco me parece un hito histórico.

JORGE VILEILLA (VIRGEN)

Tras las muertes de Cobain, Weiland o Stanley nos ha dejado el único de toda aquella generación por el que habría apostado todo lo que tengo a que pasaría de los noventa, ya que estaba en muy buena forma, tanto física como artística. Cornell recuperó el estilo de los grandes frontmans, como Plant, Ozzy o Gillan y le añadió el toque de descontento y oscuridad que arrastraban los chicos del noroeste noventero. Realmente fue el eslabón perdido entre los setenta y los noventa. Todo en su garganta adquiría un punto épico y dramático inigualable. Recuerdo perfectamente cuando la MTV estrenó el inquietante video de ‘Black Hole Sun’. No fue solo un vídeo, en mi cabeza se abrió todo un universo de posibilidades ya que demostró que podía existir un equilibrio entre una voz potente y unas armonías disonantes y oscuras, algo que posteriormente he tenido muy en cuenta tanto como músico como compositor. Durante varios años en mi adolescencia sufrí una fuerte agorafobia que me impedía salir de casa y, tras varios intentos frustrados de superarla, lo único que me funcionó fue escuchar la voz de Cornell gruñiéndome al oído “…I caught the moon today, pick it up, and throw it away all right…” el primer verso de aquel maravilloso ‘Down on the Upside’.

Puedes seguir Tentaciones en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.




Fuente: El país

Comentar

Click here to post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *