Economía

CEOE pide ayudas públicas para conciliar y reducir los permisos en las empresas | Mi dinero


Los empresarios creen que las políticas públicas para facilitar la conciliación de la vida laboral no están consiguiendo la igualdad perseguida entre hombres y mujeres. Además, se quejan de que “la conciliación no debe basarse solo en la herramienta de permisos, excedencias y reducciones de jornada, que aportan rigidez a la organización de las empresas y perjudican el desarrollo profesional y la participación laboral de los trabajadores”.

Así lo recoge un documento elaborado por la patronal CEOE, sobre la Perspectiva empresarial sobre la conciliación de la vida laboral y familiar, presentado esta tarde, en la que los empresarios incluyen varias propuestas y reclaman de ayudas públicas, que faciliten la conciliación. El objetivo es reducir el peso que las medidas existentes –sobre todo los permisos, excedencias y reducciones de jornada– ejercen sobre las empresas y los propios empleados.

Según reconoce la CEOE, “la necesidad de conciliar no es exclusivamente de las mujeres”, por ello los empresarios abogan por una “imprescindible corresponsabilidad en el ámbito doméstico”. Si bien, precisan que “el objetivo no puede ser que los hombres abandonen o limiten su participación en el mercado laboral para facilitar la participación laboral femenina, sino que la sociedad debe buscar fórmulas para contar con los servicios adecuados que permitan que ni los hombres ni las mujeres renuncien a sus carreras laborales respectivas.

Los líderes empresariales indican que el sistema de permisos es la herramienta de conciliación más utilizada en España “y se le otorga carácter prioritario frente al resto de medidas, a pesar de su alto coste en ausentismo, y su clara repercusión sobre la carrera laboral y la pérdida de ingresos a la que se condena a quien lo solicita”. Es más, el texto reconoce que estas ausencias temporales o reducciones de jornada para el cuidado de hijos o familiares “podrían generar efectos ralentizadores del desarrollo laboral;afectar a la promoción en el trabajo; a los periodos de cotización y, por consiguiente a las pensiones”.

Y van más allá, al considerar que “convendría analizar si las peticiones de reducción de jornada son una opción deseada o por el contrario son consecuencia de la ausencia de medidas sociales de apoyo a la conciliación”.

Por todo ello, el documento recoge una serie de propuestas orientadas a incentivar la creación de una estructura social de prestación de servicios que permita que ninguno de los dos progenitores deba renunciar a su carrera profesional.

Las propuestas

Ante esta situación, los empresarios reclaman al Gobierno ayudas directas por nacimiento de hijo y durante los primeros dos años de vida, con cargo a los Presupuestos Generales del Estado. Y piden “que sean realmente compensatorias de gastos e incentivadoras de la natalidad”.

Asimismo, consideran “necesaria” la creación de una desgravación fiscal para la contratación de servicio doméstico, que según indican los empresarios “es también utilizado como mecanismo de conciliacion”. Y reclaman también una mejora de la fiscalidad del segundo sustentador familiar, o lo que es lo mismo, mayores ventajas para la tributación conjunta.

Abogan también porque las políticas públicas faciliten el acceso a guarderías a los menores de 3 años –solo un tercio de los niños entre 0 y 2 años están escolarizados y el 55% de entre 2 y 3 años–, que “podrían ser gratuitas o se podrían ofrecer subvenciones para cofinanciarlas tanto para centros públicos como privados”, proponen.

Además, reclaman que los centros educativos y los de atención a personas dependientes tengan horarios más flexibles, que se ajusten a las necesidades de los trabajadores. También solicitan ayudas a las empresas, o bien directas o a través de exenciones fiscales o bonificaciones a la Seguridad Social, para la implantación de medidas de conciliación que necesiten una inversión tecnológica.

Los empresarios destacan que en los últimos años España ha mejorado la configuración de los permisos y otras medidas para concilia, pero añaden que “la legislación por sí misma no ha logrado una mayor igualdad, ni la implantación de estas medidas ha tenido toda la eficacia deseable”. Dicho esto, precisan que el hecho de que los hombres usen menos las herramientas de conciliación disponibles “se debe fundamentalmente a cuestiones culturales y no únicamente a la estructura de estas medidas”.

De hecho ponen como ejemplo el que, según datos del Ministerio de Empleo, el 98% de las mujeres que disfrutaron del permiso de maternidad no lo compartieron con el otro progenitor, como permite la ley. E igualmente, el 91% de las excedencias por cuidado familiar las solicitan las mujeres.

El debate de los horarios

La patronal pide que “no se simplifique ni banalice” el debate sobre la racionalización de horarios en España, en respuesta a la prouesta del Gobierno de abordar medidas para que la jornada laboral acabe a las seis de la tarde e incluso pudiera aplicarse un cambio en el huso horario.

“La importancia estratégica del turismo o la hostelería, como motores de actividad, reflejan la complejidad de cualquier propuesta de modificación”. Y, dicho esto, los empresarios critican que “los mismos que afirman la necesidad o el deseo de acabar antes, son los que quieren o necesitan que al finalizar su jornada otros servicios estén abiertos y disponibles para ellos”.

Por este motivo, se limitan a considerar que haría falta promover “un análisis riguroso y plantear cambios culturales progresivos que permisan racionalizar la presencia en el puesto de trabajo”.

 




Fuente: El país

Comentar

Click here to post a comment