La gestora de torres de telecomunicaciones Cellnex cerró el año pasado con unas pérdidas netas de 15 millones de euros. La empresa que dirige Tobías Martínez ha asegurado esta mañana en un comunicado que los números rojos se deben a gastos extraordinarios entre los que destaca el coste del plan de recorte de plantilla. Sin esos efectos, el beneficio neto hubiera sido positivo en 31 millones. En el 2017, el resultado neto se elevó a 26 millones.

La evolución del negocio ha permitido a Cellnex incrementar sus ingresos en un 14%, hasta los 901 millones. La compañía está especializada en la gestión de torres de telecomunicaciones. Su principal accionista es la familia Benetton junto con los fondos soberanos de Singapur y Abu Dhabi.






Resultado

El beneficio se eleva a 31 millones sin los extraordinarios

La empresa ha llevado a cabo un programa de internacionalización que le permitió el año pasado conseguir que el 48% de los ingresos y el 56% del beneficio bruto proceda de mercados de fuera de España. En el 2018 amplió su presencia además de en España en Francia, Italia y Suiza.

En un comunicado, Martínez asegura hoy que “Cellnex ha ejecutado y comprometido prácticamente 3.500 millones de euros en inversiones que han apoyado el fuerte crecimiento de la compañía en términos de perímetro”.

Cellnex ha publicado esta mañana también el informe de remuneraciones del consejo, en el que se recoge que las remuneraciones globales del consejo fueron de 4,1 millones de euros. El consejero delgado percibió 2,8 millones.




Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: