Después de días de especulaciones y rumores sobre él y sobre el estado de su matrimonio, Cayetano Rivera Ordóñez se ha cansado. El torero se ha visto atacado durante el fin de semana en los platós de Telecinco y ha decidido tomar cartas en el asunto: demandará a la cadena de televisión.

Así lo ha explicado en un comunicado emitido a través de sus redes sociales y firmado por él mismo en el que trata de frenar las acusaciones de la forma más contundente, la judicial. El nombre del torero ha salido a la palestra en Sálvame a causa de uno de los colaboradores del programa, Kiko Matamoros, que sin terminar de citar al diestro le acusaba de haber sido «desleal» a quien es su pareja desde hace una década y su esposa desde hace cuatro años, la modelo y presentadora Eva González.

«Ante las graves especulaciones vertidas sobre mi persona, dañando mi honor, mi imagen y causando un profundo daño a mi familia, quiero hacer las siguientes consideraciones», arrancaba su comunicado Rivera Ordóñez. «Desde el pasado jueves 28 de noviembre en el programa de Mediaset Sálvame se vienen haciendo comentarios sobre mi persona relativos a una infidelidad, deslealtad y traición en mi matrimonio basándose en unas supuestas fotografías. El viernes 29 de noviembre, el colaborador Kiko Matamoros pronuncia mi nombre después de dos programas especulando con mi imagen, mi honor y creando una situación muy dolorosa para mi familia, mi mujer y mi hijo, menor de edad. Situación de la que se han hecho eco el resto de programas del grupo, Viva la vida y Socialité, entre otros».

Por tanto, Cayetano ha decidido tomar cartas en el asunto: «Ante esta situación que atenta contra mis derechos fundamentales informo de mi firme intención de poner en manos de la justicia el asunto y a todo aquel que colabore en la difusión de las citadas especulaciones».

Aunque los colaboradores de Sálvame trataron constantemente de evitar dar el nombre de a quién que acusaba, sí dijeron en el plató que era «una persona famosa y casada» y que mantenía una relación paralela con otra mujer desde hacía años; de hecho, llegaron a acusarle de tener «una doble vida». Sin embargo, a Matamoros hubo un momento en el que se le escapó el nombre de su acusado: «Esta chica y Cayetano son reincidentes», señaló, ante el asombro de sus compañeros de focos, que continuamente trataban de no pronunciarlo. Supuestamente, llegaba a decir Matamoros sobre el hijo de Carmina Ordóñez y Francisco Rivera Paquirri, existen unas fotografías que pronto verán la luz y que son las que han precipitado que en Telecinco se hable de esas informaciones.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: