Cataluña vive este 23 de julio el Día del Libro y de la Rosa, el Sant Jordi «de verano», organizado inicialmente para «celebrar el reencuentro de los lectores con los libros y escritores en las librerías», aunque la celebración está condicionada por las restricciones dictadas contra la pandemia.

Esta fecha alternativa al 23 de abril se estableció para intentar compensar las pérdidas que provocaron en el sector del libro y el de la flor el confinamiento y el cierre de comercios imperante en la tradicional Diada de Sant Jordi, aunque los rebrotes de la COVID-19 han llevado al Govern a establecer nuevas limitaciones que afectarán a esta jornada.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: