Un 39,8 % de las pequeñas y medianas empresas de Cataluña han paralizado su actividad este viernes por la convocatoria de huelga general, la mayoría a través de acuerdos con sus plantillas para aplicar fórmulas de flexibilidad o para trabajar a distancia.

Según datos facilitados por la patronal catalana Pimec, el 70,7 % de los trabajadores de estas empresas ha secundado «paros puntuales» previo acuerdo con la empresa, adaptando las jornadas para facilitar que puedan acudir a las movilizaciones en protesta por la sentencia del proceso secesionista.

El 25,1 % de los empleados de estas compañías trabaja con normalidad y sólo el 4,2 % ha seguido el paro convocado por los sindicatos independentistas Intersindical-SCS y Intersindical Alternativa de Catalunya (IAC).

Pimec destaca «una alta tasa de inactividad, pero un bajo seguimiento de la huelga laboral»

Así, la organización patronal ha asegurado a través de un comunicado que los cortes de carreteras a primera hora de la mañana para acceder a Barcelona han dificultado la llegada a los puestos de trabajo de aquellos que querían ejercer su derecho a trabajar.

El presidente del Consell de Gremi de Barcelona, Joan Guillen, ha explicado, en declaraciones a Efe, que la mitad del pequeño comercio de Barcelona ha optado por no abrir este viernes, un porcentaje que cree que subirá esta tarde con motivo de la manifestación que recorrerá las principales calles del centro.

Guillen ha explicado que es imposible saber cuántos de los comercios han cerrado para secundar la huelga general convocada este viernes en Cataluña y cuántos lo han hecho para evitar posibles destrozos en sus establecimientos.

En este sentido, ha apuntado que, por el momento, la jornada está transcurriendo de forma «pacífica» y sin que se hayan registrado incidentes en los comercios de la Ciudad Condal.

Los establecimientos de grandes cadenas de distribución, como Inditex (dueño de firmas como Zara o Bershka), El Corte Inglés, H&M, Mango o Tendam (Cortefiel o Springfield) operan en general con normalidad y mantendrán su horario habitual de apertura mientras se garantice la seguridad de los empleados que han ido a trabajar y de los clientes, según otras fuentes consultadas.

Las tiendas de la marca japonesa Uniqlo cerrarán excepcionalmente a las 17.00 para evitar posibles incidencias con motivo de la manifestación en la que confluirán las cinco «Marchas por la libertad» organizadas por Òmnium y ANC para protestar contra la sentencia del «procés».




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: