El presidente del PP, Pablo Casado, ha subrayado este domingo el “sonoro pinchazo” de la manifestación soberanista de Madrid y ha planteado las elecciones generales del 28 de abril como un plebiscito para elegir a Pedro Sánchez con sus aliados separatistas y populistas o al PP que rescatará a España del independentismo.

En una acto en Málaga, Casado ha invitado a los independentistas “a escuchar a España”, en respuesta a la “soflama” del sábado en Madrid del presidente de la Generalitat, Quim Torra, a quien ha retado a acudir a las Cortes para someter a la soberanía nacional su propuesta separatista. Asimismo, ha dicho que “una cosa es que se pueda entender que haya gente que va a Madrid a pedir la independencia y otra que el presidente del Gobierno le ponga la alfombra roja, se reúna con ellos en Pedralbes y pacte con ellos 24 medidas para conseguir la independencia”.





Si es “tan valiente”, ha recalcado, que siga los pasos del exlehendakari Juan José Ibarretxe y lleve al Congreso una proposición de ley del Parlamento de Catalunya para ver “si la soberanía nacional quiere romper España o defenderla”.

El líder del PP ha incidido en que la Constitución permite la independencia si se va por los cauces de la soberanía nacional, pero se ha mostrado convencido de que el presidente de la Generalitat no será capaz de hacerlo y, por eso, propone que las elecciones generales sean un plebiscito, en el que “si votan todos los españoles”.


¿Queremos que Torra siga mandando en España a través de un gobierno frankenstein de Sánchez o queremos que haya una alternativa liderada por el PP, que nunca va a pactar con independentistas ni con los comunistas de Podemos ni con los batasunos de Otegi?”



Y ha apuntado la pregunta: “¿Queremos que Torra siga mandando en toda España a través de un gobierno frankenstein de Sánchez o queremos que haya una alternativa liderada por el PP, que nunca va a pactar con independentistas ni con los comunistas de Podemos ni con los batasunos de Otegi?”

“Es muy sencillo”, ha incidido y ha añadido: “¿no querían referéndum?, pues referéndum el 28 de abril: o Sánchez con Torra Puigdemont, Batasuna y Podemos o el PP rescatando a España de la independencia, de la ruina económica y de la indignidad de estar a los pies de los que quieren romper España”.





Y es que para el líder del PP el 28 de abril no se celebrarán una “elecciones de trámite”, sino las más importantes de los 40 años de democracia y es “imprescindible” que su partido gane y gobierne, porque “si no, España irá hacia atrás”. Según ha incidido, el PP es el único que garantiza un alternativa para desalojar de la Moncloa a Sánchez, que es el “máximo aliado” de los independentistas.


Casado reivindica al PP como el partido de las “soluciones”

“Nos la jugamos”, ha advertido Casado, para quien una cosa es que se pueda entender una manifestación independentista o “sufrir el escarnio de ver al asesino” del empresario José María Bultó delante de la pancarta y otra que el presidente del Gobierno les ponga una “alfombra roja”.

Frente a ellos, ha destacado que el PP propone alternativas, como una ley educativa frente al adoctrinamiento en los colegios o la prohibición de conceder indultos a los condenados por rebelión y sedición, y se ha preguntado qué propone el resto de partidos.

Ha reivindicado así al PP como el partido que alza la voz contra la “grave” situación del país, pero que al mismo tiempo da soluciones y, además, con la “credibilidad” de haberlo hecho ya en el pasado. Y ha pedido a los suyos que miren “siempre a la gente con sinceridad y optimismo” para decirles que lo van a lograr de nuevo y que lo importante es la unidad de España y la prosperidad de los españoles.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: