Reunión del presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, con el líder del PP, Pablo Casado, este lunes. En vídeo, retransmisión en directo de la comparecencia de Casado este lunes. SAMUEL SÁNCHEZ / DIRECTO: CONGRESO

El líder del Partido Popular, Pablo Casado, ha explicado este lunes tras una reunión de poco más de media hora con Pedro Sánchez en el Congreso que nadie entendería que el PP se abstenga para facilitar un Gobierno que haga vicepresidente a Pablo Iglesias. «Sería como pedirle a Pedro Sánchez que facilitara un Gobierno en el que Vox tuviera la vicepresidencia», ha puesto como ejemplo.

Casado se ha quejado porque la reunión se haya convocado más de un mes después de las elecciones y ha insistido en que «la única oferta» que se les ha planteado es la abstención. «Lo he preguntado más de cinco veces. Sánchez no plantea ninguna otra alternativa», ha zanjado. El líder del PP considera que los socialistas tienen dos alternativas: una es un Gobierno en solitario de los socialistas con los apoyos de Podemos y Ciudadanos; y la otra es un Gobierno en solitario con los partidos de izquierdas y los regionalistas, con la propuesta a Ciudadanos para que se abstenga. «El papel del Partido Popular es el mismo que hace seis años que es el de facilitar la gobernabilidad», ha añadido. «Durante cuatro años no tendrán ningún problema de estabilidad mientras se mantengan en el orden constitucional y en la estabilidad presupuestaria», ha garantizado Casado.

El encuentro entre Casado y Sánchez ha sido el primero entre ambos después de las elecciones del 10 N. El presidente del Gobierno en funciones busca alternativas por si fracasa el diálogo con ERC, que esta semana vive su momento decisivo. “El problema no es ERC, Junts per Catalunya o Bildu. El problema es que para Sánchez son socios homologables para la investidura, estos socios indeseables no son el problema en sí, son ellos los que han ido a verles a la cárcel”, ha considerado Casado.

A la espera de saber cómo terminan las negociaciones con los republicanos, Casado no se plantea favorecer la investidura de Sánchez, pese al deseo de algunos líderes autonómicos de los populares, como el gallego Alberto Núñez Feijóo. “No tengo ningún problema personal con él ni con su partido, al que llevo tiempo que trato de sacar de una vía que algún barón está denunciando. Ojalá vuelva a la centralidad política en la que ellos y nosotros podemos ganar elecciones”, ha dicho.

Durante la mañana, Sánchez también recibirá con la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas. En la ronda de consultas con el Rey, el presidente del PP reiteró su no al candidato socialista, aunque ha aceptado su invitación por “lealtad institucional”. La cúpula popular ha endurecido en las últimas semanas sus críticas a Sánchez. Casado lo sitúa fuera de la Constitución, asegura que le da “vergüenza ajena” y presenta las conversaciones con ERC como una “subasta” del país. Incluso ya se atreve a hablar de “terceras elecciones” para señalar que, si se producen, “serán responsabilidad de Sánchez”. Sin embargo, el PP se ha mostrado dispuesto a facilitar la gobernabilidad a través de pactos de Estado sobre Cataluña, pensiones, violencia de género, Defensa o infraestructuras, además de un posible apoyo a los Presupuestos.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: