“Vamos a tener que elegir si queremos un modelo que negocie con Torra o un partido que lidere la aplicación del artículo 155”. El presidente del PP, Pablo Casado, se ha mostrado “contento” por haber “tumbado el Gobierno de Sánchez” y haber provocado que el presidente del Gobierno “tire la toalla”. El líder popular se ha agenciado el logro después de haber “pillado” al presidente “negociando con Torra”, y se ha mostrado dispuesto a afrontar la cita electoral para “aglutinar el voto de la España de los balcones que el otro día salió a las plazas” después haber logrado la “renovación” de su partido “en tiempo récord”. Su objetivo es reivindicar que el PP es “la única fuerza constitucionalista que puede frenar” al independentismo.





En rueda de prensa posterior al anuncio de Sánchez, Casado ha sido claro a la hora de señalar que estas elecciones generales “van de eso, sobre todo de eso”, de “si vamos a ser rehenes” de los independentistas o se apuesta por un “liderazgo del PP con otras fuerzas constitucionalistas para parar el ‘proces’”.

Casado ha afeado a Sánchez que convoca elecciones porque “le hemos pillado con el relator y había muchas concesiones hechas” a los independentistas, ha asegurado, como el “acercamiento de los presos a las cárceles catalanas”, las “presiones” al Supremo, la “impunidad” con escraches a jueces, la “inacción internacional” frente al Diplocat y el consejo de la república, ha citado. Pero el dirigente se ha vanagloriado de que “gracias al PP, hemos detenido a tiempo” esta entente, pero el líder popular ha advertido de que si Sánchez tiene alguna posibilidad aritmética “volverá a pactar con independentistas como hoy no ha negado” en su rueda de prensa desde Moncloa.




Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: