Pablo Casado ya tiene un PP hecho a su imagen y semejanza. El líder del PP ha colocado en la portavocía del Congreso, uno de los puestos de mayor visibilidad del partido, a Cayetana Álvarez de Toledo, su fichaje estrella —la llamó Messi—, y a Javier Maroto, fiel desde las primarias, como portavoz en el Senado. Un año después de imponerse a Soraya Sáenz de Santamaría, el líder popular se libera de las cuotas, como la de Vicente Tirado, hombre de confianza de María Dolores de Cospedal e introduce caras nuevas en la cúpula.

El PP era el único partido que aún no había nombrado a sus portavoces. Casado ha elegido finalmente a Álvarez de Toledo pese a las reticencias que le expresaron algunos barones, que consideran que su discurso contribuye a la imagen de “derechización” del partido de la que responsabilizan el batacazo electoral.

El presidente del PP ha decidido hacer los cambios en la estructura orgánica y parlamentaria del partido en un momento que nada tiene que ver con el pasado 28 de abril, cuando, en su debut en las urnas, cosechó el peor resultado electoral de las siglas: 66 diputados. Casado ha salido reforzado de los pactos autonómicos y municipales que le han permitido conservar poder territorial y recuperar plazas tan importantes como la de Madrid. Y el cambio de tono, más moderado para marcar distancias con Albert Rivera, también ha sido bien recibido en el debate de investidura. Los detractores de Álvarez de Toledo creen que la nueva portavoz puede emborronar ahora esa imagen de moderación. Andrea Levy seguirá formando parte de la dirección nacional del partido, con un cargo que permita contapibilizar su puesto comoconcejal de Cultura, Tahora urismo y Deportes.

Casado ha aprovechado la Junta Directiva Nacional, que reúne a la cúpula, dirigentes territoriales, diputados y senadores, para blindar la postura del PP ante la presión de Pedro Sánchez para que se abstengan y faciliten su investidura. De esta forma, el cónclave es una proclamación del argumentario que ha de repetirse de aquí adelante, esto es, que el PP es “la alternativa” al PSOE y que el pacto en Navarra, donde el PSN necesita la abstención de EH-Bildu, impide cualquier acercamiento a los populares. A la cita no han asistido los presidentes del PP vasco, Alfonso Alonso; gallego, Alberto Núñez Feijóo y andaluz, Juan Manuel Moreno.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: