El presidente del PP, Pablo Casado, ha asegurado que su partido «no puede ser cómplice» de una negociación para la formación del nuevo Gobierno, en la que se ponga en almoneda el orden constitucional y el sistema de la Transición, y que su responsabilidad es ser alternativa a ese Ejecutivo.

En un acto organizado por la Comunidad de Madrid por el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer y en declaraciones a los periodistas, Casado ha señalado que lleva 15 días esperando que le responda a su llamada el presidente del Ejecutivo en funciones, Pedro Sánchez y que el PP «no merece ser humillado».




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: