El líder del PP, Pablo Casado, ha defendido este lunes la gestión que realizó el expresidente del Gobierno Mariano Rajoy en Catalunya. Según Casado, intervino las cuentas públicas de esa comunidad y esperó a que el Govern dirigido por Carles Puigdemont “entrara en razón” antes de aplicar el artículo 155 de la Constitución. De hecho, ha señalado que “se les avisó” de las consecuencias que podía tener su actuación.

Así se ha pronunciado Casado en una entrevista en TVE, recogida por Europa Press, a dos días de que Rajoy, la exvicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría y el exministro de Hacienda Cristóbal Montoro declaren como testigos en el juicio del ‘procés’ ante el Tribunal
Supremo por lo que ocurrió en Catalunya.





Casado ha indicado que por esperar a que hubiera un consenso con PSOE y Cs en torno al 155, ese artículo “se aplicó después de la declaración unilateral de independencia” cuando se podía haber aplicado “después de las leyes de desconexión” aprobadas en el Parlamento de Catalunya los días 6 y 7 de septiembre.

Al ser preguntado en qué se equivocó Rajoy para que se produjera finalmente la jornada del 1 de octubre, antes de ese 155, Casado ha dicho que plantear esta cuestión es “intentar invertir la carga de la prueba”. “Es como si decimos, este señor que ha roto un escaparate, ¿qué hizo mal el de la tienda para que rompiera el escaparate? Hombre, pues tener el escaparate”, ha exclamado.


El 155 no es un artículo que “oprima”

En este sentido, ha subrayado que el Gobierno de España recurrió ante el TC los “actos ilegales”. “Hicimos lo que tiene que hacer un Gobierno de la nación, intervenir las cuentas públicas y esperar a que entraran en razón, pero es que siguieron adelante en este ‘procés’ y se les avisó. Y al final tuvimos que actuar con la Constitución”, ha manifestado, para criticar que se pretenda ahora “demonizar” ese artículo que recoge la Carta Magna cuando una autonomía es “desleal”.

El presidente del PP ha afirmado que el 155 no es un artículo que “oprima” sino que “libere”, ya que, a su entender, no se trata de suprimir la autonomía sino liberarla para que en Catalunya se recupere la convivencia y la ley. Así, ha subrayado que el Gobierno central tiene que garantizar que las transferencias se cumplen de “manera leal” y que las finanzas catalanas no se usen para financiar embajadas fuera, ni “consejos de la república” ni a “propaganda” independentista en una televisión pública o “adoctrinamiento en las escuelas”.





Casado considera que hay motivos para aplicar ya ese artículo 155 en Catalunya porque hay “kale borroka” y se intenta “asaltar” el Parlament. Por eso, ha subrayado que será lo primero que hará si gana las elecciones porque hay que “recuperar el orden en Catalunya”, ya que se es “absolutamente flagrante” el incumplimiento de la Constitución en esta comunidad por parte de las autoridades en Catalunya.


Contundentes medidas

El líder del PP ha apostado por retirar la financiación pública a partidos como PDeCAT y ERC, aquellos cuyos líderes estén procesados por rebelión o sedición y, en este sentido, ha propuesto una modificación de la ley de financiación de las formaciones políticas.

En este sentido, Casado ha dicho que no entiende cómo ERC y PDeCAT “que lo que quieren es romper España, encima están recibiendo fondos de todos los españoles”, algo que “no pasa en ningún país del mundo”, ha afirmado.


“Torra sigue fuera del cualquier respeto”

“Torra sigue fuera de cualquier respeto institucional”, ha dicho, tras aludir a su “plantón” al Rey en el Mobile World Congress o la presentación de un documento con 21 medidas “inconstitucionales” en la cumbre de Pedralbes que celebró con Pedro Sánchez el pasado mes de diciembre. Eso sí, ha dicho que lo que le “sorprende” es que el jefe del Ejecutivo “ocultara” dos meses ese documento porque quería seguir gobernando.





Además, Casado ha dicho que es “evidente” que Pedro Sánchez ha cedido ante las pretensiones de Torra y como ejemplo de ello ha citado la figura del mediador o relator que el Gobierno socialista “había aceptado”. Además, ha recalcado que si el candidato socialista gana las elecciones volverá a pactar con “los independentistas” y los “comunistas”. “La alternativa que veo es, o la España de Sánchez que quiere dialogar con los que quieren la independencia o una España en la que el PP recupere la legalidad en Catalunya”, ha resumido.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: