La española Carolina Marín ha vuelto al top 10 de la clasificación mundial de bádminton, tras su grave lesión de rodilla que la tuvo apartada ocho meses de la competición hasta septiembre y merced a sus buenos últimos resultados en Dinamarca y Francia.

La campeona mundial, olímpica y europea se lesionó a finales de enero cuando era la número dos del mundo y se mantuvo en las diez primeras posiciones del ránking hasta el pasado 6 de agosto.

Una rotura del ligamento cruzado de la rodilla derecha la tuvo alejada de las pistas ocho meses y regresó a la competición el 11 de septiembre. Desde entonces, ha ido escalando posiciones semana a semana desde el puesto 25 hasta volver a situarse en el décimo lugar de la tabla.

En estas semanas, la jugadora onubense fue eliminada en primera ronda en su regreso en el torneo de Vietnam, ganó el Abierto de China a finales de septiembre, llegó a semifinales en Dinamarca y el pasado domingo jugó la final en París.

Más cerca de Tokio 2020

Su décima posición en el ránking acerca a la volantista de 26 años a la clasificación para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Carolina Marín no pudo el domingo ante el ciclón de juego de la surcoreana de 17 años Se Young An en la final del Abierto de Francia y la nueva sensación del bádminton mundial se hizo con el título por 16-21, 21-18 y 21-5.

Si bien Marín desarrolló su mejor juego al principio, poco a poco fue cediendo ante una rival nueve años más joven y que ya puso en muchos aprietos a la española hace apenas una semana en cuartos de final del torneo de Dinamarca, en el que la andaluza llegó a semis.

practicodeporte@efe.com




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: