La española Carolina Marín no pudo este domingo ante el ciclón de juego de la surcoreana de 17 años Se Young An en la final del Abierto de Francia y la nueva sensación del bádminton mundial se hizo con el título por 16-21, 21-18 y 21-5.

Si bien Marín desarrolló su mejor juego al principio, poco a poco fue cediendo ante una rival nueve años más joven y que ya puso en muchos aprietos a la española hace apenas una semana en cuartos de final del torneo de Dinamarca, en el que la andaluza llegó a semis.

El primer juego tuvo diferentes alternativas con ventajas de hasta tres puntos de las española (8-5), reacción de la asiática para colocarse 10-11 en el ecuador, pero justo a partir de ahí Carolina encadenó seis puntos seguidos (16-11) con golpes de gran clase y supo mantener la suficiente ventaja para hacerse con la manga por 21-16.

El segundo capítulo comenzó con dominio de la española al colocarse 3-0, pero progresivamente An se hizo con las riendas para ponerse 5-9 sin que Marín se rindiera para igualar a 12 y nueva reacción de la asiática que se situó 15-20. La onubense salvó tres bolas de juego pero cedió 18-21.

Recital de An

El set definitivo fue un recital de la surcoreana, quien tras ceder los dos primeros puntos firmó un parcial de 8-0 para distanciarse desarbolando a la española, que se quedó prácticamente clavada en 3 puntos y claudicó finalmente por 21-5 en 68 minutos con el estallido de júbilo de An.

La volantista española había derrotado con cierta autoridad en las semifinales de París el sábado a la número uno del mundo, la taiwanesa Tzu Ying Tai (21-16 y 21-9).

La jugadora asiática se vio ampliamente superada desde mitad del primer set y ya nunca fue capaz de poner en aprietos a Marín, que fue de menos a más y terminó a un nivel formidable, el suyo de siempre, el que la ha llevado a ser tres veces campeona del mundo y también vigente campeona olímpica.

Marín, tras estar más de siete meses lesionada a causa de una rotura del ligamento cruzado de la rodilla derecha, reapareció el 11 de septiembre en el Abierto de Vietnam, donde no pasó la primera ronda. Después disputó el Abierto de China y se hizo con el título al ganar en la final a la taiwanesa Tzu Ying Tai, número 4 del mundo.

practicodeporte@efe.com




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: