Manuela Carmena con Jose Luis Almeida en el pleno del Ayuntamiento KIKE PARA Vídeo: ATLAS

Faltan 72 horas para que los concejales del Ayuntamiento de Madrid elijan un nuevo alcalde o alcaldesa. Mientras de cara al sábado se forja un pacto en la derecha madrileña, al calor del que cerraron este martes en la Asamblea de Madrid, la alcaldesa en funciones, Manuela Carmena (Más Madrid), ha llamado a la «responsabilidad» de Ciudadanos para que impida que el partido de ultraderecha tenga poder en el Gobierno municipal.  [Consulta el pactódromo tras el 26M].

Carmena no ha querido entrar en fórmulas diferentes del pacto de la derecha, como que Más Madrid y PSOE presten su apoyo a una hipotética investidura de Begoña Villacís (Cs), pero tampoco ha rechazado tajantemente que puedan producirse. Con un toque de ambigüedad, ha contestado que cree que el acuerdo de la derecha está decidido, a lo que ha añadido: «Yo lo que insisto es en llamar a la responsabilidad. Si a partir de ahí se puede sugerir cualquier alternativa, ya la veríamos». «Esperemos a ver qué es lo que sucede el sábado», ha añadido.

A Vox, opina Carmena, «le falta mucho para saber qué es la democracia». «Que se traiga al Ayuntamiento a personas que han comparado el movimiento LGTBI, con toda su importancia, a un chiringuito, es enormemente preocupante y habría que evitarlo», ha manifestado la alcaldesa en funciones en declaraciones a la prensa tras el último pleno extraordinario de este mandato. «Todavía estamos a tiempo de que los partidos que no se consideren identificados con la extrema derecha impidan que llegue a las instituciones», le ha lanzado a Ciudadanos. [Resultados de las elecciones en el Ayuntamiento / Los posibles pactos de Gobierno]

«Ambición personal»

Todo han sido mensajes a Ciudadanos. El popular José Luis Martínez-Almeida, que aspira a sostener el bastón de mando, ha advertido a la formación naranja de que «no puede ser que una ambición personal pueda frustrar» el cambio que la derecha espera conseguir en la ciudad de Madrid. Almeida asegura que no le ha molestado que Villacís (Cs) haya intentado pujar por convertirse en alcaldesa, pero ha insistido en que «no es negociable» quién encabezará ese gobierno que quieren formar.

Los populares han enviado un documento programático este miércoles a Cs y Vox, cuyos votos necesitan para la investidura, y con quien espera reunirse en breve. «Es un programa de investidura perfectamente asumible, no solo por Cs y por Vox, por cualquier votante de centroderecha del Ayuntamiento de Madrid, que es el que reclamó el cambio de forma contundente en las elecciones del 26 de mayo», ha asegurado Almeida.

Villacís no ha estado en el pleno, por su baja maternal, aunque sí estuvo en su oficina el viernes pasado y acudirá al pleno de investidura de este sábado. En su lugar, Silvia Saavedra, del equipo de Ciudadanos, ha asegurado ante la prensa que lo que su partido tiene «seguro» es que Carmena se va a ir del Ayuntamiento de Madrid. La edil, miembro del equipo negociador municipal, ha lamentado que los populares no se hayan puesto en contacto con ellos desde que se reunieron el viernes hasta este miércoles, cuando les han enviado el documento de propuestas.

Saavedra ha rechazado hacer comentarios sobre quién debe encabezar el Ayuntamiento, cuando se le ha preguntado por las pretensiones de Villacís. «Estamos en la fase del programa de gobierno», ha insistido, y ha vuelto a remitirse a esas declaraciones cuando se le ha preguntado por Vox y si en el Ayuntamiento pondrán líneas rojas como Ignacio Aguado, que este martes volvió a decir que no entrará en un gobierno en el que esté el partido de ultraderecha.

«Humanización de la política»

El pleno de este miércoles, el último extraordinario celebrado este mandato, ha servido para dejar mensajes de despedida y agradecimientos. Después, los concejales han departido de forma informal con un café.

Manuela Carmena quiere cree que una de sus aportaciones estos cuatro años ha sido «la humanización de la política». «Ha sido muy importante que se acabe (el mandato) reconociéndonos todos que se debería haber cuidado más lo personal. Algo se ha conseguido en este sentido», ha continuado tras el pleno, en declaraciones a los medios. «Difícilmente la clase política vamos a poder hacer nuestra tarea, nuestro contrato de representación, si nosotros no somos capaces de tener un reconocimiento constante, nunca usar la descalificación», ha continuado.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: