La undécima jornada de manifestaciones de los “chalecos amarillos” registró este sábado una menor participación que en la convocatoria precedente y tensiones puntuales en París y otras ciudades como Evreux (norte de Francia).

A las 14.00 hora local (13.00 GMT), según cifras del Ministerio del Interior, se estableció la asistencia de unas 22.000 personas en toda Francia y 2.500 solo en París, frente a los 27.000 y 7.000, respectivamente, de una semana antes a la misma hora.










Gases lacrimógenos en la plaza de la Bastilla

Los altercados comenzaron en la capital francesa a primera hora de la tarde en la plaza de la Bastilla y las fuerzas del orden respondieron, para contenerlos, con gases lacrimógenos.

Sin embargo, la jornada transcurrió en términos generales sin alcanzar las escenas de guerrilla urbana de las protestas iniciales.

Policías antidisturbios en el centro de París. Zakaria Abdelkafi / AFP

El movimiento, con demandas socioeconómicas, comenzó sus manifestaciones el pasado 17 de noviembre, día en que reunió a unas 280.000 personas.

El nuevo pulso coincide con un momento en el que el Ejecutivo francés empieza a recuperar parte de la popularidad perdida y ha lanzado un gran debate nacional para intentar dar una salida a la crisis.


El Ejecutivo francés empieza a recuperar parte de la popularidad perdida

Jerome Rodrigues, uno de los líderes de los 'chalecos amarillos', ha resultado herido en las cargas policiales. Zakaria Abdelkafi / AFP
Jerome Rodrigues, uno de los líderes de los ‘chalecos amarillos’, ha resultado herido en las cargas policiales. Zakaria Abdelkafi / AFP









Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: