Uncategorized

«Canto cosas que no le digo ni a mi madre»


Es una de las voces nuevas más prometedoras e interesantes de la escena nacional. Nora Norman (Sabadell, 1992) llama a su sonido «acid chaos» y se muestra inclasificable sobre el escenario y también dando respuestas. Presenta su nuevo álbum , «Chaos», de gira por Madrid (10 de mayo), Barcelona (12), Zamora (18), Ciudad Real (26) y Sevilla (31).

Este un disco tiene un pie en la tradición y otro en la modernidad.

He intentado ser fiel a lo que más me gusta y tiene que ser así ¡porque yo tengo 26 años!

¿Buscaba sonar como alguien?

Es un proceso natural porque yo veo la música como algo vital. Me expreso de una manera y no puedo hacerlo de otra. En este disco lo que he hecho es desvestirme de los prejuicios que pudiera tener del exterior y de utilizar lo que mejor me pareciera.

¿Eso es arriesgarse?

-No es arriesgar, es ser más sincera y honesta. Ya no está el miedo del primer EP, sino que ha sido una forma de decir que no me da miedo a hacer lo que siento. Ese era el objetivo.

¿Ha vencido algún pudor?

Siempre. Porque es emocional, es un disco sentido y personal. Y el pudor y el miedo existen porque saco lo más íntimo. También te digo que quitarme eso era la única manera.

Vamos, que en el disco se ha confesado.

Sí.

¿Así de claro?

Sí. Uno de los mayores preguntas era qué pensara mi madre cuando vea estas letras. Y se que en la próxima comida familiar me va a preguntar…

¿Qué le piensa decir?

Oye, mamá, que de postre, ¿que hay?

¿Cree que lo va a recibir mal?

No, no lo creo. Pero en el disco hablo de cosas que ni a mi madre le he podido expresar de manera correcta. Y lo hago con canciones y seguramente ella sabrá como me siento a través de ellas.

¿Pensará: «Pobrecita mi hija»?

Qué va, si yo en Madrid estoy súper bien. Pero existe el miedo a desnudarte y decir: «Esto soy yo».

Aunque parezca un caos.

Sí, yo soy un desastre, lo admito. Tengo muchas ideas revoloteando. Con la música trato de mostrarlo y ordenarlo. Soy nerviosa hiperactiva y estoy siempre carburando.

¿Cómo aprendió música?

Desde bien peque. Escuchando. Y de la necesidad de intentarlo, de tener algo que decir.

Nadie le enseñó a juntar dos notas.

No. Esas suenan en mi cabeza. Con la guitarra primero, pero es que se me da bastante mal. Estoy dando clases, pero ahora mismo lo que suena en mi cabeza me ayuda un equipazo de músicos a sacarlo.

Tampoco creo que le hayan regalado nada. Será cuestión de talento.

No me quiero plantear ese tipo de conceptos. Porque perdería la esencia de la música, que es sentimiento puro y duro. Y necesidad de disfrutar. No quiero estar bajo el yugo de cuestiones que me quiten la espontaneidad.




Fuente: La razon

Comentar

Click here to post a comment

injerto
injerto