Internacional

Canadá inicia el proceso para extraditar a la vicepresidenta de Huawei a EE UU | Internacional

consultor seo


El Gobierno de Canadá ha autorizado este viernes iniciar el proceso de extradición a Estados Unidos de Meng Wanzhou, vicepresidenta de Huawei e hija del fundador del gigante chino de las telecomunicaciones, lo que amenaza con profundizar aún más la tensión entre Ottawa y Pekín. “Hoy, funcionarios del Departamento de Justicia de Canadá emitieron una autorización para proceder formalmente a iniciar el proceso de extradición en el caso de Meng Wanzhou”, ha anunciado el Ministerio de Justicia en un comunicado.

La nota agrega que “durante la vista de extradición la fiscalía presentará detallados argumentos en sus alegatos, en los que se presentarán pruebas y serán parte del historial público”. Meng, directora financiera de la multinacional, fue detenida el pasado 1 de diciembre en la ciudad canadiense de Vancouver cuando se dirigía a México. En enero, el Departamento de Justicia de Estados Unidos acusó a Huawei, a dos compañías afiliadas y a Meng de 13 cargos de fraude y conspiración por saltarse las sanciones impuestas por Washington a Irán.

Meng se encuentra actualmente en libertad bajo fianza y tiene prohibido abandonar su mansión en Vancouver. Además, tiene que comparecer el próximo 6 de marzo ante el Tribunal Supremo de la provincia de Columbia Británica para iniciar el proceso de extradición, que puede durar años, especialmente teniendo en cuenta que la vicepresidenta del gigante de las telecomunicaciones tiene a su disposición la inmensa fortuna de su padre, Ren Zhengfei, que la fiscalía ha valorado en 3.200 millones de dólares.

Inmediatamente después de que el Ministerio canadiense de Justicia diese a conocer su decisión, la embajada china en Canadá ha emitido un comunicado en el que Pekín critica a Ottawa por lo que califica de “persecución política” contra Huawei. “Este no es solo un caso judicial, sino una persecución política contra una empresa de alta tecnología china. Los hechos acontecidos lo han probado”, se puede leer en la nota de la legación diplomática. El texto agrega que “el llamado imperio de la ley y la independencia judicial proclamada por Canadá no puede ocultar los errores cometidos por los canadienses en el caso de Meng Wanzhou”.

Desde la detención de Meng, el Gobierno canadiense ha asegurado que sus manos estaban atadas por la independencia de poderes y que la decisión sobre el futuro de la directiva de Huawei recaía exclusivamente en el sistema judicial del país. No obstante, la embajada china acusó al Ejecutivo de Canadá de “obvia interferencia política” en el caso. “Si Canadá realmente acata el principio del imperio de la ley y la independencia judicial, debería rechazar la petición de extradición de Estados Unidos e inmediatamente liberar a Meng Wanzhou de acuerdo a la ley de extradiciones de Canadá”, subrayó la legación.

Esta decisión amenaza con agudizar la grave crisis diplomática entre Canadá y China desencadenada por este caso. En diciembre del año pasado, tras la detención de Meng, China arrestó a dos canadienses, el diplomático Michael Kovrig y el empresario Michael Spavor, bajo la acusación de poner en peligro la seguridad nacional china. Ambos siguen apresados en el país asiático y con restringido acceso a los representantes diplomáticos canadienses en China y a sus abogados.

La tensión con China coincide en un momento en que el Gobierno canadiense se encuentra inmerso en un escándalo por las acusaciones contra el primer ministro, Justin Trudeau, de intentar interferir políticamente en un caso que afecta a la mayor constructora del país, SNC-Lavalin. Esta semana, la que fuera ministra de Justicia de Trudeau Jody Wilson-Raybould acusó al jefe del Gobierno de presionarla para lograr un trato de favor para SNC-Lavalin, compañía que podría ser condenada por corrupción en una causa por presunto pago de sobornos en Libia al régimen del fallecido dictador Muamar el Gadafi.




Fuente: El país

Comentar

Click here to post a comment