Economía

California obliga a poner paneles solares en las casas nuevas | Economía


Todas las casas nuevas que se construyan en California a partir de 2020 deberán contar con paneles solares en el tejado. La decisión, aprobada este miércoles, supone uno de los impulsos más visibles al uso de las energías limpias y de mayor impacto en el día a día de los ciudadanos en un estado que ha hecho de la lucha contra el cambio climático una prioridad absoluta. California es el primer estado en adoptar esta medida.

“Somos los primeros pero no seremos los últimos” dijo el comisionado David Hochschild, citado por el Sacramento Bee. La Comisión de Energía de California aprobó la medida por unanimidad de sus cinco miembros. No requiere aprobación del Legislativo. Afecta a todas las casas unifamiliares o de varias unidades que tengan menos de tres pisos y obtengan su permiso de construcción después del 1 de enero de 2020. No afecta a edificios más altos, donde no hay sitio para la instalación solar necesaria para abastecer a todos los vecinos, ni a obras de remodelación. El 20% de la construcción nueva actual tiene paneles solares.

Dar ejemplo tiene un coste. La propia comisión calcula que la exigencia de paneles solares añadirá una media de 9.500 dólares a cualquier construcción nueva y un aumento en unos 40 dólares al mes en una hipoteca a 30 años. Al mismo tiempo, calcula un ahorro de 80 dólares al mes en las facturas de la luz.

Añadir costes a la vivienda puede tener consecuencias en un estado que padece una angustiosa crisis de falta de vivienda. El precio medio de una casa en el sur de California ha llegado ya a 530.000 dólares, según la consultora CoreLogic. La vivienda está más cara que en lo más alto de la burbuja de 2007. Según datos de los agentes inmobiliarios, solo el 22% de las familias del sur de California pueden permitirse comprar una vivienda de segunda mano. En 2012, era el 42%. La carestía de vivienda es el principal factor detrás de la pérdida de poder de compra de la clase media y de la crisis sin precedentes de personas sin hogar en las calles de las grandes ciudades californianas.

El argumento de los reguladores es que los ahorros a largo plazo en la luz compensarán el coste inicial de la vivienda. Es decir, que el comprador puede estar seguro de que esos 10.000 dólares más que tiene que poner para comprarse una casa serán recuperados con la mayor eficiencia.

En la época de Arnold Schwarzenegger, California se impuso a sí misma el plan de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero más ambicioso de Estados Unidos. El plan, reforzado por el actual Gobierno demócrata con apoyo republicano, tiene el objetivo global de reducir las emisiones para 2030 un 40% por debajo de las de 1990.




Fuente: El país

Comentar

Click here to post a comment