Pirelli ya no busca –solo– la sensualidad ni tampoco mandar un mensaje reivindicativo. El almanaque más famoso persigue el próximo año algo más básico y más complejo: la belleza y el amor en la esencia de Julieta, el clásico personaje shakesperiano. Paolo Roversi combina por primera vez fotografía y cine en Looking for Juliet. Las actrices Emma Watson, Kristen Stewart, Yara Shahidi, Claire Foy, Mia Goth e Indya Moore, las cantantes Chris Lee y Rosalía y la artista Stella Roversi comparten protagonismo con otra invitada, la ciudad de Verona. Ahí es donde Whoopi Goldberg ha sido la encargada este martes de presentar de forma oficial esta 47ª edición. 

Una densa niebla y las calles empedradas entre edificios renacentistas invitan a soñar. Pero este sueño solo lo podía materializar el primer fotógrafo italiano con el que la casa de neumáticos, también de origen italiano, ha contado tras 55 años —durante nueve años la publicación se paró por la crisis del petróleo— desde que vio la luz por primera vez el ya mítico calendario Pirelli. «Iba en busca de un alma pura, rebosante de inocencia, fuerza, belleza, ternura y coraje. La vislumbré en los ojos, los gestos y las palabras de Emma y Yara, de Indya y Mia. En las sonrisas y lágrimas de Kristen y Claire. En las voces y los cantos de Chris y Rosalía. Y en Stella, la inocencia. Porque hay una Julieta en cada mujer y nunca voy a dejar de buscarla», ha afirmado Roversi a EL PAÍS.

Aunque Romeo y Julieta es una obra del dramaturgo inglés William Shakespeare, Roversi la defiende como una historia italiana, “una historia de amor extremo”. El fotógrafo nació y creció en Rávena, a unos 200 kilómetros de Verona, y la primera vez que leyó la tragedia aún era un adolescente. La impresión que le creó entonces es la semilla de un trabajo que se mueve entre la luz y la oscuridad, una fina línea en la que el fotógrafo sabe desenvolverse. “Es la historia de cómo el amor tiene el poder de transformar a las personas, ya que en solo cuatro días Julieta se transforma de ser una muchacha inocente a una rebelde, una mujer poderosa, una revolucionaria dispuesta a afrontar el sumo sacrificio por amor”, ha explicado Roversi. 

Así, el proyecto se compone de un libro similar a un libreto de ópera, con 132 páginas con el calendario anual en portada, fragmentos sacados de la obra de Shakespeare y 58 fotografías en color y en blanco y negro. Al abrirse, la portada revela el dibujo de un firmamento que representa el universo, que contiene y envuelve idealmente la historia de Julieta, haciéndola eterna. En la guarda y en la contraportada resplandece con letras doradas el calendario en sí, con las fechas evidenciadas del nacimiento de Julieta, de su encuentro con Romeo, de sus esponsales y de su muerte. A ellas hay que añadir las fechas de nacimiento de las protagonistas del calendario, cuyos nombres están esparcidos por el interior de la cubierta, entre estrellas y constelaciones, en una suerte de poético firmamento. 

Además, y por primera vez, el almanaque va acompañado de un cortometraje. En el filme de 18 minutos Roversi se interpreta a sí mismo como director de cine entrevistando a candidatas para el papel de Julieta. Primero, se muestra a las protagonistas llegando al set sin maquillaje ni vestuario. Se sientan y hablan con el fotógrafo sobre sus experiencias personales y cómo imaginan a Julieta. Así van creando un ambiente íntimo en el que cada una de ellas revela una amplia gama de emociones. En una segunda fase de la película, las protagonistas aparecen vestidas con los trajes diseñados para su interpretación personal de la trágica heroína. Concluida la proyección, destaca la ausencia de la actriz Emma Watson, quien por problemas contractuales no ha aparecido en el corto final. 

“El calendario siempre ha contado con la realización de unos vídeos preciosos, pero centrados en la zona de detrás del escenario. El mío no es un entre bastidores, sino una película que se mueve en paralelo con el calendario Pirelli 2020, con el que comparte la historia y la propone con un lenguaje distinto”, ha destacado Roversi.

En esta producción no hay Romeos. Aunque el joven, ha insistido Roversi, no desaparece de la historia. “No hay Julieta sin Romeo. Y cuando se unen, juntos se convierten en el amor. Su mensaje es universal, porque la belleza y el amor no tienen fronteras culturales ni religiosas, es universal”. Y cuando se le pregunta si Julieta es feminista, el fotógrafo ríe y pasa la palabra. “Es una pregunta muy difícil para mí”, bromea. 




Fuente: El país

A %d blogueros les gusta esto: