Cuando tenga opción de pedir la libertad condicional tendrá 91 años, aunque cabe la posibilidad de que no lo consiga en la primera solicitud por la gravedad de sus actos. Un juez ha condenado a cadena perpetua a Bruce McArthur, de 67 años de edad, por el asesinato de ocho hombres que, como él, de un modo u otro estaban vinculados al barrio homosexual Gay Village de Toronto. El criminal se declaró culpable de los cargos durante el juicio.

Algunas de las víctimas eran amigos cercanos del propio McArthur, en otros casos eran mendigos que frecuentaban programas asistenciales. En la sentencia, el juez, que califica los actos del asesino de “mal en estado puro”, realza como algo especialmente reprobable que el condenado explotara para sus fines criminales las vulnerabilidades de sus víctimas.





La madre de una de las víctimas llora mientras otros familiares, a las puertas del juzgado, comentan las conclusiones de la sentencia
(Chris Helgren / Reuters)

Uno de los asesinados era un refugiado que estaba a punto de ser deportado, en otros dos casos eran hombres que estaban luchando contra diferentes adicciones. También había hombres casados que no habían desvelado todavía a sus familias todos los extremos de su sexualidad, como recoge la BBC.

La investigación ha puesto al descubierto que McArthur ya estaba cortejando a la que se cree que hubiera podido ser su novena víctima. Se han encontrado mensajes intercambiados que lo probarían. Este asesino en serie que aterrorizó al barrio gay de Toronto acechaba a parte de sus a sus posibles víctimas en páginas de contactos.




Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: