El conseller de Interior, Miquel Buch, ha discrepado del ministro Fernando Grande-Marlaska, que ve al «independentismo violento» detrás de los disturbios en Cataluña, y ha afirmado que se trata más bien de «grupos antisistema violentos» sin una ideología común.

En rueda de prensa, Buch ha asegurado que, pese a las «muchas cosas» que le separan políticamente de Marlaska, en estos momentos ambos coinciden en que la prioridad, ante el episodio de violencia en Cataluña tras la condena a la cúpula del procés, es dejar las «diferencias políticas de lado» y recuperar el orden público en las distintas ciudades catalanas, especialmente en Barcelona.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: