La economía española modera su crecimiento, que se quedará en un 2,1% este año y en el 1,9% en 2020, según las previsiones que ha hecho públicas este martes la Comisión Europea. Bruselas ha mantenido las previsiones de crecimiento para España que había establecido en sus cálculos de febrero. En todo caso, es una reducción del aumento del PIB respecto a años anteriores. En 2019 España crecerá medio punto menos que en 2018, aunque sigue siendo un crecimiento muy superior a la media de la zona euro, que se queda en un 1,2% este año y 1,5% en 2020.

Por otro lado, Bruselas también indica un freno en la reducción del déficit en los próximos años, que se quedará en un 2,3% este año –dos décimas más de lo previsto en noviembre– y el 2% en 2020 –una décima más–. En los dos casos, es un déficit por encima de los cálculos incluidos en la actualización del Plan de Estabilidad presentado por España la semana pasada, que lo dejaba en un 2% este año y 1,1% en 2020.





Los números de la CE son menos optimistas. Para su análisis, se han basado en el presupuesto prorrogado de 2018, dado que el presentado para 2019 fue rechazado en el Parlamento, y tiene en cuenta también las nuevas medidas, tanto de gasto como de ingresos, adoptadas por decreto ley en los últimos meses del gobierno de Pedro Sánchez.


Perspectivas

Construcción, consumo privado e inversión se moderan; exportaciones y empleo, las notas positivas

España creció un 2,6% en 2018, por encima de la media de la zona euro por cuarto año consecutivo, y durante 2019 la actividad se moderará en el segundo trimestre para estabilizarse posteriormente, dado que la mejora de las exportaciones compensará la esperada caída de la demanda doméstica. Según estas previsiones se desacelera tanto el consumo privado como la inversión. En el caso de la construcción, hubo un pico de inversión en 2018, pero se espera que, a lo largo de este año, decrezcan tanto la construcción residencial como la no residencial.

Las buenas noticias llegan por el lado de las exportaciones y del empleo. Las exportaciones aumentarán a lo largo de este año y el siguiente, mientras que el crecimiento de la ocupación “ha continuado superando las expectativas”, para hacer caer el paro hasta un 12% en 2020, la cifra más baja desde 2008. También se prevé una subida de los sueldos, gracias al aumento del salario mínimo, que tendrá su momento álgido este año para ir moderándose en 2020.

El comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, junto a la comisaria de Política Regional Corina Cretu, a finales de abril
(Francois Lenoir / Reuters)







PIB

Todos los países de la Unión crecerán, pero con una moderación general

A nivel de la UE, la economía continuará su expansión por séptimo año consecutivo, con crecimiento del PIB en todos los estados miembros, aunque a unos ritmos moderados. En el caso de la eurozona, el crecimiento se reducirá este año hasta el 1,2% para recuperarse en 2020 hasta el 1,5%, en ambos casos una décima menos.

Bruselas considera que, dado que los intercambios internacionales y el crecimiento mundial seguirá siendo débil, el crecimiento en Europa dependerá básicamente de la actividad interior, y pronostica una aceleración del crecimiento a partir de 2020.

Alemania –en la imagen la canciller Angela Merkel– recuperará terreno tras el frenazo en el crecimiento
Alemania –en la imagen la canciller Angela Merkel– recuperará terreno tras el frenazo en el crecimiento
(Chris Emil Janssen / Efe)

En el caso Alemania, después del frenazo brusco de la segunda mitad de 2018 y los inicios de 2019, se espera que recupere el crecimiento basándose en una resistente demanda interna, y la mejora gradual de la demanda externa. Bruselas fija un crecimiento de sólo medio punto para este año para la principal economía europea, para recuperarse hasta un 1,5% en 2020.





Por otro lado, Italia prácticamente no crecerá este año, la previsión le da una décima de aumento del PIB, para aumentar al 0,7% en 2020. Todo ello en un contexto de fuerte crecimiento del déficit y la deuda en el horizonte previsible.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: