Aparece una nueva complicación en el ya muy tortuoso camino del Brexit. Poco después de que llegara a Bruselas la ya famosa carta en que la primera ministra británica, Theresa May, pide una prórroga del Brexit hasta el 30 de junio, la Comisión Europea ha advertido que, para cualquier extensión que vaya más allá del 23 de mayo, el Reino Unido tendrá que convocar y celebrar elecciones al Parlamento Europeo.

Precisamente, uno de los motivos que da May para no solicitar la prórroga más allá del 30 de junio es no tener que convocar estas elecciones. Y una de las corrientes de pensamiento en Bruselas es que sería posible evitarlo si el Reino Unido sale antes de la constitución del nuevo parlamento, previsto para el 2 de julio.






Confusión

Uno de los motivos que da May para no solicitar la prórroga más allá del 30 de junio es no tener que convocar estas elecciones

Pero, la interpretación de la Comisión Europea es distinta, y su portavoz, Margaritis Schinas, ha salido a darla con toda claridad: “El presidente Juncker cree que es positivo que Theresa May comparta sus pensamientos con los líderes europeos en la cumbre de mañana, pero ha advertido a la primera ministra, en conversación telefónica, contra incluir una fecha de la prórroga que vaya más allá de las fecha de las elecciones al Parlamento Europeo (23-26 de mayo). En caso contrario, el Reino Unido tendrá que celebrar elecciones al Parlamento Europeo.”

La prórroga del Brexit será el gran tema de la cumbre de mañana de los jefes de gobierno de la Unión Europea, aunque es probable que no se llegue a una decisión definitiva, y es posible que sea necesaria una segunda cumbre, ésta extraordinaria, para la próxima semana, muy cerca ya del día clave, el 29 de marzo. Si hay acuerdo, llegará muy cerca del límite.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: